El negacionismo, ¿motivo de ilegalización?

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0
Me lo comentó Andrés el lunes pasado: podría ser factible plantear una reforma legal para que el negacionismo sea motivo de ilegalización del partido político que lo inspire y fomente. Un hecho concreto: la insistencia con que las gentes de Batasuna hablan de «presos políticos», obviando el disparate que tal concepto, aplicado a los presos etarras, supone. Un preso político es el preso que está encarcelado por sus ideas políticas. Los presos de ETA están en la cárcel por la comisión de delitos perfectamente tipificados: asesinato, pertenencia a banda armada, tráfico de armas o lo que sea. Independientemente de las razones que les llevaron a delinquir (es obvio: imponernos su proyecto político), la vulneración de leyes concretas fue lo que les llevó a prisión. Decir que un preso etarra es un preso político es dar por supuesto que no hubo delito o que tal delito… estuvo justificado. Es dar por supuesto que no tienen culpa, que no cometieron infracción de la legalidad vigente, que están injustamente encarcelados y, en definitiva, que todo lo que hicieron estuvo bien hecho y el Estado no tiene razones para mantenerlos a buen recaudo. Por tanto, denominarlos «presos políticos» es negar el daño causado, la existencia del ejercicio del terrorismo y justificar los crímenes cometidos. Por tanto, este evidente negacionismo del terrorismo etarra que los batasunos fomentan mañana, tarde y noche podría y creo que debería incluirse como motivo de ilegalización de la formación política que impulse tal discurso, en este caso, Bildu.