Vencedores y Vencidos.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0
La exigencia de que el resultado de la batalla que la sociedad democrática viene 50 años librando contra ETA debe ser un resultado de vencedores y vencidos es algo ante lo que especialmente los nacionalistas vascos se indignan. También se indignan los acomplejados, que son legión. Siempre que lo recuerdo, hay quien alza la voz… como pidiendo mesura. Me ocurrió el pasado martes en Bilbao, durante el debate que casi todas las fuerzas parlamentarias vascas (el PP no se atrevió) protagonizamos vía Fundación Leizaola y me ocurrió ayer mismo, durante la habitual tertulia radiofónica de los sábados en Radio Euskadi. Sin embargo, y con todas las reservas (al fin y al cabo somos una sociedad enferma), me da que es otro de esos mensajes que va calando. Realmente es algo perfectamente razonable, entendible en cualquier país democrático del mundo. Se trata, nada más y nada menos, de que los demócratas que nos enfrentamos a ETA para defender nuestro Estado de Derecho, venzamos, de que quienes defendimos con la voz y la palabra nuestras ideas, venzamos, y de que sean vencidos quienes utilizaron el terrorismo para imponer a la sociedad un determinado proyecto político. Y quienes los secundaron. No hay deseo de humillar a quienes sean derrotados ni deseo de llevar a cabo ningún tipo de venganza, ni deseo de multiplicar el rencor o fomentar la violencia. Es todo lo contrario. Se trata de justicia. Así que insisto: esta batalla no va poder acabar con empate infinito, como algunos pretenden y pretenderán incluso cuando se juegue el tiempo extra, sino con victoria clara: unos, los demócratas, deberemos vencer; y los asesinos y quienes defendieron su proyecto, deberán ser derrotados. Ya digo: no hay ningún misterio en ello. Se entiende en cualquier sociedad democrática.