Este próximo jueves debatiremos una proposición no de ley de Ezker Batua relativa a la formación de un foro multipartito por la paz, con la que pretende instar al Gobierno vasco, «y de manera especial al Lehendakari, a conformar un foro multipartito por la paz, con el objetivo de iniciar un proceso de diálogo que desemboque en un Pacto para la Convivencia Democrática en Euskadi». EA ha presentado una enmienda de totalidad con la que pretende que el Parlamento Vasco inste al Gobierno español «a permitir la actividad y el desarrollo de todos los proyectos políticos, considerando que el reconocimiento y la protección sin excepción alguna de todos los derechos humanos es la base fundamental de los mismos» y exijamos, «en consecuencia, la derogación de la Ley de Partidos Políticos por constituir un instrumento jurídico sobre el que se sustentan las vulneraciones de derechos fundamentales, todo ello con el objetivo de facilitar e impulsar el desarrollo de un proceso que conduzca definitivamente a la paz y a la normalización política de Euskal Herria».

Ni socialistas ni populares han presentado enmienda de totalidad. Sí, sin embargo, UPyD: queremos que el Parlamento Vasco inste al Gobierno vasco, «y de forma especial al Lehendakari, a no impulsar ni participar en ningún tipo de foro o mesa extraparlamentaria de partidos políticos que asuma funciones propias del Parlamento Vasco y pretenda sustituir a los representantes legítimos de los ciudadanos tomando decisiones de espaldas a éstos; y a no impulsar ni reunirse en ninguna mesa o foro con partidos u organizaciones ilegales ni con sus representantes, y se mantenga firme en su lucha contra el terrorismo en todos sus frentes y utilizando todos los medios del Estado de Derecho».

Es decir, defenderemos (y esperamos que con el apoyo de una mayoría parlamentaria) la supremacía democrática del Parlamento Vasco como representante de los ciudadanos, lugar donde los distintos partidos presentan y defienden, en igualdad de condiciones y de manera razonada, con la voz y con la palabra, sus opciones políticas… democráticas. Porque no es verdad que todas las opciones políticas sean democráticas y, por tanto, debemos garantizar, también con la ley de partidos, que sólo aquellos proyectos respetuosos con los derechos humanos tienen cabida en la Cámara Vasca y en las restantes instituciones existentes en Euskadi y en el resto de España. Debemos garantizar y defender sin complejos y todos los días del año que estamos dispuestos a dialogar y negociar cuanto sea necesario para resolver los problemas ciudadanos, pero respetando en cualquier caso la legalidad vigente y el Estado de Derecho. Debemos defender, diga lo que diga la estrategia criminal de los enemigos de la democracia, que los foros o las mesas extraparlamentarias que algunos siguen proponiendo no son sino instrumentos antidemocráticos de quienes tienen miedo a la voz y la palabra, expresadas en igualdad de condiciones y de manera razonada. Sin chantajes de ningún tipo ni amenazas.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.