Vargas Llosa y los nacionalismos.

«Los nacionalistas, incluso los más pacíficos, son profundamente reaccionarios, porque rechazan en sus creencias una de las más grandes conquistas de la libertad, que es la creación del individuo soberano».