Y mañana… huelga general.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0
Lo sabemos: los sindicatos actuales no son lo que eran. Aun siendo esto cierto, es curioso que repitan esto y con más vehemencia los que nunca creyeron en la acción sindical, la clase obrera, los derechos de los trabajadores y la extraordinaria labor de los sindicatos en defensa de tantos y tantos trabajadores. Sin embargo, es tristemente cierto: no tanto que no son lo que fueron, que también, sino sobre todo su evidente desprestigio (y declive), labrado años atrás por no hacer, según dicen, lo que debían haber hecho. Más concretamente, por no haber saltado antes al cuello del actual gobierno y denunciado con más ahínco la política económica de los socialistas y los niveles insoportables de paro que ha provocado. Los sindicatos se mantuvieron fuera de la batalla política, vigilando exclusivamente que ninguna medida del gobierno perjudicara los derechos laborales y sociales de los ciudadanos… olvidando el principal activo que tienen éstos: su empleo. Ante la multiplicación de los parados apenas dijeron nada. Y se mezclaron dos deseos: los de la derecha reaccionaria, deseosa de que el despreciable sindicalismo acompañara la política de desgaste del PP y colaborara en cavar la tumba de Zapatero; y los del clásico progresismo socialdemócrata y gentes de a pie, quienes echaron en falta más acción sindical, menos sopa boba, más independencia, menos seguidismo del gobierno y más pensar en los intereses de los ciudadanos. Sea como sea, de lo que se trata es de orillar los dogmas y analizar inteligentemente la situación en la que nos encontramos. Y la política económica del gobierno. Y analizar si efectivamente hay razones de fondo evidentes o no para hacer una huelga general mañana. Y parece que razones, haylas. Y que cada cual libremente decida… si es la huelga justa y necesaria.