Un discurso no clausurado.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0
Escribía hace unos días JM Ruiz-Soroa en las páginas de El Correo un estupendo artículo de opinión titulado «El discurso clausurado», donde recogía una serie de ideas que a nosotros nos interesan mucho: llamaba la atención sobre la necesidad evidente que existe en Euskadi de formular de verdad «un discurso alternativo al nacionalista», defendido y enarbolado éste no sólo por los nacionalistas de nombre y tradición. Denunciaba con razón esta carencia discursiva que obedece «a una especie de clausura argumental insuperable en todo cuanto se refiera al autogobierno vasco: la de que cuanto más autogobierno, mejor». Animaba a atreverse a «proclamar con argumentos que no es cierto que la única misión de los políticos o gobernantes vascos sea la de mejorar la posición de Euskadi en España, que no es cierto que la única finalidad del autogobierno sea la de atrapar más y más recursos para el País Vasco». Que debemos defender el interés del conjunto de los ciudadanos españoles en un Estado realmente federalizado, que no asimétricamente desmembrado, de manera equitativa y razonable. Y terminaba afirmando que es naturalmente difícil «sostener el discurso de la ciudadanía en una sociedad acostumbrada durante siglos al privilegio derivado del fuero o del Concierto Económico». Pues bien, todo aquel que siga con cierto interés la política vasca (y española) sabe que este discurso que Ruiz-Soroa reivindica es un discurso ciertamente clausurado en todos los «grandes» partidos supuestamente nacionales. Basta con mirar a diestra y siniestra. Sin embargo, y con toda humildad, debe decirse que no es un discurso abandonado por absolutamente todos y de cuyo rastro no tengamos noticias en ninguna opción política. Hay quienes, con los instrumentos de los que disponemos y enfrentándonos a los elementos… lo seguimos defendiendo. Y muy gustosamente, por cierto.