Volviendo a cosas serias, que para eso estamos, nos encontramos con la reciente propuesta popular para reformar la ley electoral. Su objetivo, elevar del 3 al 5% el límite de voto necesario para que los partidos políticos vascos alcancen representación parlamentaria. No trata por tanto de lograr un sistema electoral más justo, proporcional o igualitario, ni de perfeccionar el sistema democrático, ni de fomentar la participación ciudadana, regenerar la democracia o beneficiar al conjunto de la sociedad vasca. Con esta propuesta el Partido Popular pretende beneficiarse a sí mismo, elevar su representación parlamentaria y acallar a las minorías, que son las que habitualmente dicen aquello que nadie puede decir. No podemos menos que reconocer que se han retratado con esta vergonzosa iniciativa. Si saliera adelante, sería un avance extraordinario para estrechar la democracia.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.