AHORA CARGAN CONTRA EL GOBIERNO.

Los populares vascos, tras ocho meses diciendo amén a todo lo que los ingenieros socialistas de la política les ofrecían firmar en temas relacionados con política lingüística… resulta que vienen ahora a posar para la prensa y, teatralizando el gesto, clamar contra el gobierno incumplidor López. Se aprovechan, claro, que el común de los mortales desconoce lo que se dice y se propone en la sede parlamentaria, toda vez que la televisión pública prefiere contarnos las ferias gastronómicas de Biarritz y a las demás… apenas se les espera. Pero cumple su función y el trabajo queda hecho: rueda de prensa y presencia mediática, cara entera en todos los periódicos y a seguir viviendo del cuento. Cosa parecida ha ocurrido con su repentina preocupación por el entramado empresarial y fundacional público y semipúblico vasco, tras ocho meses de silencio. Pero han tomado buena nota y, como Montilla, aprendido la lección: mejor que estudiar, copiar al oponente político, achicar su espacio y vender humo. Pero se equivocan porque las diferencias son harto complicadas de salvarse y tienen tanta credibilidad como los batasunis. Terminará siendo como el código ético que a nivel nacional publicitaron a los cuatro vientos: mala copia de una propuesta nuestra que incumplieron a la semana. Además, se les ve el plumero. Ellos luchan para perpetuarse y mantener o alcanzar el poder: de ahí su insultante globo sonda para modificar la ley electoral y expulsar a las minorías incómodas del Parlamento Vasco. Cuando nosotros proponemos una ley electoral más justa e igualitaria, la rechazan con el argumento habitual y tan manido de «no es momento oportuno» y zarandajas del mismo pelo. En esto son como los socialistas y los nacionalistas del PNV: prefieren que el voto de un alavés siga valiendo casi cuatro veces que el de un vizcaíno. Es su particular aportación a la democracia: si la iniciativa me beneficia, la apoyo; si me perjudica, miro para otro lado y engaño al electorado. Mientras tanto, rueda de prensa. Con un poco de suerte ganarán el Óscar.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.