UN PROBLEMA CIUDADANO: LA INFORMACIÓN.

Los diferentes medios de comunicación suelen ser altavoz de la supuestamente mayoritaria opinión de la ciudadanía que reclama a los representantes políticos (ahora soy yo uno de ellos, aunque sin corbata y agradecido, a diferencia del resto) una mayor cercanía e interés en sus problemas cotidianos. Como yo mismo me considero más ciudadano integral que político profesional, aunque cobre tanto como la media y disfrute bastante más que la mayoría de ellos, no necesito tanto acercarme a los ciudadanos pues habitualmente soy uno de ellos.

Hoy mismo, en la concentración convocada en Donosti por Gesto por la Paz en solidaridad con nosotros mismos, un amigo me ha propuesto algo que para él es tan «problema cotidiano» como para otro puede ser la crisis económica. Ante el boicot informativo general que nos asola y, más concretamente según sus propias palabras, ante la extraordinaria atención prestada por el DIARIO VASCO de hoy (y de siempre) a la izquierda abertzale no política (forma eufemística utilizada habitualmente por Ecenarro) y el silencio que guarda sobre nuestras iniciativas, este buen hombre me propuso la siguiente idea: manifestarnos ante las sedes correspondientes para que, ya que no nos citan, nos vean la cara. En parte le comprendo, pues nuestra rueda de prensa de ayer donde explicamos nuestra postura acerca de la huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas para la próxima semana, merecía al menos una columna esquinada, como hicieron cuando dijeron malintencionadamente que un servidor votó en blanco la elección de Quiroga por desconocer el funcionamiento de la Mesa. Sería un hecho exótico, le dije. Tanto como que a esta concentración contra la indiferencia ciudadana ante la violencia de persecución se hayan acercado representantes del nacionalismo vasco, ideología política que dedicó la mayor parte de sus esfuerzos intelectuales el día de la investidura en reclamar la presencia batasúnica en la sede parlamentaria. Quede constancia, pues, de este problema cotidiano que afecta a este conciudadano. Para que luego nos digan que los representantes políticos no escuchamos los problema de la gente.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.