Lo venimos repitiendo hasta la extenuación: no queremos consejerías sino un cambio profundo de políticas. Ésta es nuestra particular forma de “mojarnos” por el conjunto de los ciudadanos vascos: decir la verdad más allá de poses electorales y proponer aquello que de verdad defenderemos en el Parlamento Vasco, más allá de fotos demagógicas y populismo barato. Para empezar y como primera condición para que nuestros parlamentarios apoyen la investidura del candidato que sea: la disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV, en base a la aplicación del artículo 64 de la Ley de Bases de Régimen Local. Clarito como el agua.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.