Ya lo sé: defraudará casi con toda seguridad habida cuenta las esperanzas abiertas ante su triunfo histórico y el sueño hecho realidad. No podrá llevar a cabo todas las reformas prometidas y casi todos sus discursos, trazados con esa elegancia sublime que le caracteriza, se convertirán más pronto que tarde en papel mojado. No cumplirá sus promesas porque son casi irrealizables y la sociedad americana mayoritariamente las aplaude pero dificultosamente las comparte. Es probable que no logre la tan europea seguridad social universal y que el papel de EEUU en el mundo sea tan discutido como siempre lo ha sido. Y deberá luchar contra los puñeteros lobbies que lo prostituyen todo, conviertiendo la acción política en un subproducto casi medieval con repercusión limitada. Bueno, vaya usted a saber, quizás no cumpla nada de lo prometido o quizás sí. Quizás su éxito haya sido ya visto al completo y se refiera no a los resultados de su mandato sino al hecho mismo de haber sido elegido: ese sueño infantil que todos tuvimos, como dijo Savater recientemente en Vitoria. Quizás el éxito se basa únicamente en que un negro nacido con derechos limitados haya llegado a ser presidente del país más poderoso del mundo y no consiste en que se convierta en una suerte de revolucionario que saque al país de la crisis y cure todos sus males.

Pero observo que ha comenzado mejor que bien: cerrará Guantánamo y las cárceles ilegales de la CÍA; ha reconocido torturas, las ha censurado y ha prometido que no volverá a haberlas; ha decidido acabar con el veto a la financiación gubernamental a los grupos que se dedican a la prestación de servicios en materia de aborto; ha autorizado a una gran empresa al uso de células madre en una investigación para el tratamiento de pacientes con lesiones medulares; ha vetado a los lobbies y ha reforzado la Ley de Libertad de Información, derecho conculcado por su innombrable predecesor. Observo que ha comenzado bien, y ya es mucho.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.