El Gobierno socialista lo ha desautorizado… pero Jesús Eguiguren, ese vasquista convencido de taciturno carácter, sigue siendo presidente de los socialistas vascos y, no únicamente eso, sino ideólogo del partido y quien marca las distintas estrategias, en el corto y en el medio plazo. Obviamente, es mejor que el partido lo haya desautorizado, pero creo que es ésta una de esas ocasiones donde podemos lamentarnos de que el mal esté ya hecho. No por el proceso sobre el que nos mintieron y que un servidor inicialmente se creyó, que también, sino por estas últimas declaraciones de Jesús Eguiguren donde insiste en la necesidad (quizás no tanto deseo, o quizás sí) de hablar con los terroristas o sus representantes para buscar una especie de punto intermedio, como les gusta decir a los profesionales de la pacificación. Ignoro si sus palabras son producto de la búsqueda de votos como principio primero de la política española (y que, directamente, nos arruina) o si nace de un convencimiento innato, casi mesíanico. Es la eterna duda que nos acecha. Dudo si lo que dijo lo dijo porque era en la radio pública vasca donde mejor se puede pescar el tipo de votante que necesitan, o porque no ha aprendido la lección, que aún quedan rezagados.
.
En fin, Jesús Eguiguren debería saber que la base primordial para lograr el desestimiento de los terroristas y todo su mundo (esto es, su derrota definitiva) es que tomen conciencia clara de que no tienen posibilidades de ningún tipo para inmiscuirse en nuestras decisiones políticas, bien por incapacidad para torcer nuestro firme propósito, bien por el ocaso de su capacidad operativa. Para este segundo punto es necesaria una mayor implicación de la Ertzaintza y de los cuerpos y fuerzas de seguridad de Francia, donde todavía se cobijan las comadrejas, y para lo primero, la clave suprema, se necesitan políticos con principios y firmes convicciones en la defensa de la democracia y en el rechazo decidido a cualquier tipo de componenda.
About the author

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 14 suscriptores