Una joya, ciertamente, las sucintas reflexiones de la siempre clara Elvira Lindo, en cuyo artículo adjunto telegrafía la delgada línea que separa la victoria de la derrota en la política del día a día y del vencer a toda costa que la caracteriza. De ser considerado un hombre sabio de haber ganado, Rajoy es ahora un estorbo para casi la mayoría de su partido, transformado en una miscelánea de ideologías casi divergentes, por lo que se ve. Y los que podían haber sido sus ministros o secretarios de Estado … son hoy los que se le lanzan a la yugular. De haber ganado, habrían sido los más fieles, los entusiastas que guardan cola con los demás que también quieren ser algo. Ay, Elvira, qué lujo tus palabras.
About the author

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 14 suscriptores