ME PRESENTO.

Nací en Donosti y tengo 33 años. Estoy casado con Oihana y soy hijo de Manuel, vasco e hijo de inmigrantes gallegos (mi abuelo paterno murió en la mar), y de Mari Cruz, hija de un amezketarra y de una donostiarra que a duras penas podían expresarse en castellano. A pesar de esto, a mi madre no pudieron hablarle en euskera y por lo tanto, un servidor sólo pudo aprenderlo después, con esfuerzo ingente. Mis hermanos Iñigo, Imanol y Gurutze, todos mayores que yo, han formado mi hábitat desde que tengo memoria. Aunque es obvio que cada uno hemos seguido un camino distinto, mantenemos cualidades semejantes y un interés social.

Desde niño me enseñaron que vivimos en una sociedad de la que no podemos aislarnos y que los problemas de nuestros conciudadanos son también asuntos nuestros. Como escribió Unamuno: “Soy hombre. Ningún hombre me es extraño”. Mi interés por los asuntos públicos fue, por tanto, precoz, y ya desde niño grababa debates radiofónicos y televisivos que escuchaba repetidamente. Los atentados etarras eran habituales en aquellos tiempos, así como mi participación con mis padres en las manifestaciones ciudadanas. Con apenas 20 años participé vivamente durante unos meses con Denon Artean y comencé a ser asiduo escritor de diversas cartas a los medios de comunicación. Estuve en Estrasburgo con la gente de Basta Ya (a la que tanto admiro), recogiendo el Premio Sajarov de Derechos Humanos. Crecí con los textos de Aurelio Arteta, Txema Portillo-Valdés, Carlos Martínez Gorriarán y Fernando Savater. Fui militante socialista desde 2002 a 2007.

Soy Técnico Especialista en Administración de Empresas, Técnico en Gestión Fiscal, Diplomado en Ciencias Empresariales y estudiante de Ciencias Políticas, mi gran pasión junto con la escritura, para la que, desafortunadamente, nunca he tenido suficiente tiempo. Soy autónomo y contable.

Comparto con Aristóteles que el hombre es un animal político por naturaleza, con Cicerón que la actividad política es la más digna del ser humano, y con Savater que el compromiso político es una exigencia ética. Comprometerme con las ideas de este partido es un paso natural y esperable en mi trayectoria vital, dadas las ideas en las que creo y las convicciones que mantengo. Es un orgullo inmenso compartir este compromiso con mis compañeros.

gorka maneiro labayen.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.