LO QUE HEMOS DEFENDIDO EN EL PARLAMENTO VASCO

Una alternativa constitucionalista al nacionalismo obligatorio

UPYD se ha convertido en la única alternativa constitucionalista sólida en el País Vasco tras el fracaso de PSE y PP en la pasada legislatura, en la que sus complejos, miedos e intereses partidarios les llevaron a asumir buena parte del proyecto político nacionalista y desperdiciar una oportunidad histórica.

Ley electoral, igualdad de votos:

Una profunda reformulación del Estado Autonómico y el entramado institucional vasco

Es la condición indispensable para salir cuanto antes de la crisis: acabar con las duplicidades, las ineficiencias y los derroches, y destinar los recursos al impulso de la actividad económica, ayudas a las empresas y a la I+D+i. Para ello, consideramos imprescindible reformar la Ley de Territorios Históricos (cuatro parlamentos, tres haciendas forales y sus correspondientes políticas fiscales).

En esta legislatura, hemos conseguido que el Gobierno Vasco realice un estudio sobre duplicidades e ineficiencias que el actual entramado provoca (410 millones de euros anuales) y que se pusiera en marcha la Comisión de Duplicidades.

Necesitamos una administración pública eficaz y eficiente que garantice los servicios públicos.

Hay que fusionar municipios, aunque de momento el Parlamento Vasco, con los votos de PSE, PP y PNV se haya negado a realizar el estudio del mapa municipal que pedimos. Hay que suprimir las diputaciones y reducir drásticamente el número de organismos públicos que sólo han servido para la creación de redes clientelares.

Entramado institucional

Entramado institucional es un disparate


Desaparición de las políticas identitarias

Tres años después del cambio de gobierno, los ciudadanos vascos seguimos financiando con nuestros impuestos la educación reglada de otro país, a través de subvenciones cifradas en 450.000 euros anuales a las ikastolas francesas.

Mantenemos las “embajadas” vascas en el extranjero. Siguen abiertas las delegaciones políticas de EiTB en Bayona y en Pamplona.

Embajadas Euskadi


Transparencia e información para acabar con el despilfarro y las obras innecesarias

Nos hemos opuesto a disparatadas y faraónicas obras innecesarias para los ciudadanos, como el soterramiento del TAV a su paso por Vitoria (una obra económicamente inviable y socialmente innecesaria de 500 millones de euros, que tiene alternativas mucho más razonables). Otro ejemplo es el Puerto Exterior de Pasajes. No hemos apoyado la extracción de gas no convencional en distintos lugares de Álava: el fracking es un procedimiento excesivamente agresivo que implica impactos ambientales muy elevados.

Impuesto sobre el patrimonio


Profesionalización Cajas de Ahorros


El fin de los privilegios de los políticos

Nos oponemos a cualquier tipo de privilegio y defendemos la igualdad de todos los ciudadanos. Aunque no con el amplio alcance que nos hubiera gustado, hemos conseguido modificar la ley de gobierno y que a los ex miembros del Gobierno Vasco no les correspondan unos complementos vitalicios una vez cumplidos los 65 años, un privilegio frente al común de los ciudadanos.

Incompatibilidades cargos públicos


10% menos a altos cargos

Los derechos básicos y el Estado de Bienestar

Rechazamos los recortes en educación, sanidad o inversiones productivas impulsados por el Gobierno de España y el Gobierno Vasco porque es una política ruinosa que provocará más paro y más pobreza. Hay que destinar los recursos a incentivar la actividad económica y sostener el Estado del Bienestar. Es un despropósito congelar las pensiones o bajar el sueldo de los funcionarios mientras derrochamos en asuntos innecesarios.

Defendemos una educación pública y laica, una sanidad pública, universal y gratuita, y una vivienda pública exclusivamente en alquiler, pensada para los jóvenes y los ciudadanos con menos recursos, eliminando sorteos (los derechos no se sortean) y estableciendo la baremación de determinados requisitos. Seguiremos reclamando una Ley de Vivienda.

Matrimonio Homosexual


Pacto para sanidad


Un discurso coherente en política antiterrorista

Defendemos el Estado de Derecho, la legalidad vigente, las instituciones democráticas, la deslegitimación de las ideas totalitarias y la dignidad de la sociedad vasca. Exigimos un relato histórico riguroso, la disolución incondicional de ETA, la entrega de las armas, la petición de perdón, el reconocimiento del daño causado y su colaboración con la Justicia ante los más de 300 crímenes sin resolver. Hemos conseguido que el Gobierno Vasco realizara un homenaje a los concejales del PP y del PSE y que reconociera el valor de los empresarios que no ceden al chantaje terrorista en el Parlamento.

Chantaje de ETA


Centro de Memoria


Plan de reinserción


Plan de convivencia democrática


La libertad de elección de modelo lingüístico

Defendemos el bilingüismo voluntario y que los padres y madres puedan decidir con total libertad el idioma en el que estudiarán sus hijos, sin condicionantes ni presiones de ningún tipo. Hemos defendido en solitario el acceso igualitario a los puestos de trabajo de la Administración Pública Vasca, sin discriminaciones ni abusos, de modo que el euskera sea o no exigido en función de las necesidades del puesto a desempeñar. Conseguimos suprimir las disparatadas “multas lingüísticas” a los comercios vascos.

Somos un partido que defiende los mismos principios en todo el país: queremos una reforma de la ley electoral para que todos los votos valgan igual. Somos un partido laico.

Queremos una justicia independiente de los partidos políticos, la mejor garantía contra la corrupción. También defendemos la custodia compartida para garantizar los derechos del menor y para acabar con situaciones dramáticas de sufrimiento y desigualdad.

Libertad lingüística


Financiación Iskastolas


Discriminaciones lingüísticas en el ámbito público