Dadles un disgusto: decidles que seguimos en UPYD

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0

Carezco del tiempo suficiente como para leer todo lo que se escribe en Twitter, Facebook y otras redes sociales. Es lo que tiene ser parlamentario vasco por UPYD: que gran parte de mi tiempo, como el resto de cargos públicos del partido, lo dedico a tratar de resolver los problemas de la gente. Además, soy coordinador de la Gestora Nacional de UPYD desde el pasado día 16 de enero, día en que unos pocos, con la ayuda de muchos de vosotros, logramos in extremis salvar al partido de una disolución inminente que, echando la vista atrás, parecía atada y bien atada. Desde ese día, dirijo el partido al que me dedico en cuerpo y alma desde el 29 de setiembre de 2007, tiempo durante el cual he vivido momentos inolvidables y conocido personas extraordinarias. Tiempo durante el cual, como todos vosotros, lo he dado todo por UPYD.

Carezco del tiempo suficiente para leer toda la basura que últimamente se ha publicado en Twitter, Facebook y otras redes sociales en relación a UPYD y sus supuestas conversaciones, negociaciones o acuerdos con Ciudadanos de cara a las próximas citas electorales, incluyendo la posibilidad, según leo, de que “los cargos públicos de UPYD pasen a los grupos municipales de Ciudadanos con preferencia y seguridad”. Contestaré por esta vía visto que determinados elementos malintencionados pueden llegar a confundir o a engañar incluso a militantes del partido y al objeto de cortar de raíz cualquier posible duda: es todo falso, es todo un bulo, es todo una inmensa falacia. No ha habido ni conversaciones ni negociaciones ni acuerdos con Ciudadanos ni en Euskadi ni en ninguna parte de España. Es todo falso, es todo un bulo, es todo una inmensa falacia que se pretende lanzar para intoxicar y perjudicar a UPYD.

Cuando se publican determinadas mentiras en las redes sociales, uno siempre duda si es mejor contestar o no y además hay opiniones para todos los gustos: si se contesta, parece que uno está haciendo el juego y dando protagonismo al enredador de turno, pero si no se le contesta parece que uno acepta lo que se ha escrito. Como me cuentan que esas mentiras se están extendiendo en las redes sociales y que militantes de UPYD están preocupados y quieren claridad, insistiré una vez más: no hay conversaciones ni negociaciones ni acuerdos de ningún tipo con Ciudadanos. No hay nada. Es todo mentira. Además, parece obvio que es una mentira impulsada desconozco por quién pero con objetivos claros: debilitar a un servidor, enfrentar a la afiliación, enturbiar el desarrollo del Congreso Extraordinario y, otra vez, tratar de acabar con UPYD.

Dicho esto, os pido que nos centremos en unir a los afiliados, renovar el proyecto, fortalecer el partido y revitalizar nuestra organización. ¡Hagamos política! España necesita un partido político autónomo, libre e independiente como UPYD, que sea capaz de mantener el mismo discurso en cualquier parte del país y seguir planteando propuestas indispensables que ningún otro partido plantea. Un partido político que no está en venta y que mantiene su esencia política y que pertenece a sus afiliados. Expliquemos otra vez todas nuestras ideas. Salgamos a la calle. Resolvamos los problemas de la gente. Ocupémonos de lo importante. Seamos útiles a España y a los españoles. Olvidad todas las falsedades y todas las mentiras que algunos quieren propagar para acabar con UPYD. O, mejor aún, dadles un disgusto: decidles que la batalla no ha hecho más que empezar, que no nos resignamos y que seguimos adelante y en UPYD. Y todo ello con una sonrisa.