¿Concierto Económico? No. Somos progresistas

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0

El sistema de CONCIERTO ECONÓMICO está recogido en la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA: la DISPOSICIÓN ADICIONAL PRIMERA señala que “la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales. La actualización general de dicho régimen foral se llevará a cabo, en su caso, en el marco de la CONSTITUCIÓN y de los ESTATUTOS de AUTONOMÍA”.

Por tanto, a día de hoy, este sistema que tiene su base en los llamados DERECHOS HISTÓRICOS, está avalado por la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA y recogida en el ESTATUTO de GERNIKA, siendo ésta una de las muchas razones por las cuales defendemos desde UPyD que hay que reformar el ESTATUTO de GERNIKA y la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA.

Consecuencia de este sistema excepcional, sólo aplicable a los tres territorios históricos además de a la COMUNIDAD FORAL de NAVARRA, el PAÍS VASCO recauda sus propios impuestos a través de las HACIENDAS FORALES y aporta a la ADMINISTRACIÓN CENTRAL, a través del CUPO, el coste de las competencias no transferidas a EUSKADI.

Se trata, por tanto, de un SISTEMA EXCEPCIONAL que únicamente se aplica en dos de las 17 COMUNIDADES AUTÓNOMAS españolas.

Desde siempre, se han alzado voces contrarias a este sistema, con los 2 principales ARGUMENTOS siguientes:

  1. Se trata de un SISTEMA EXCEPCIONAL que únicamente se aplica en 2 de las 17 COMUNIDADES AUTÓNOMAS españolas.
  2. El CUPO es producto de una negociación política entre el GOBIERNO VASCO y el GOBIERNO de ESPAÑA, es un sistema muy poco transparente y, además, su cálculo está sesgado a la baja.

Durante las últimas semanas, distintas voces se han alzado para criticar este SISTEMA:

  • El propio secretario general del PSOE, Pedro SÁNCHEZ.
  • La presidenta socialista de ANDALUCÍA, Susana DÍAZ.
  • El líder de los socialistas catalanes, Miquel ICETA.
  • El presidente socialista de la GENERALIDAD VALENCIANA, Ximo PUIG.
  • La vicepresidenta y portavoz de la GENERALIDAD VALENCIANA, Mónica OLTRA, de COMPROMÍS.
  • Entre otros.

Todos ellos han criticado, de un modo u otro, este sistema de CONCIERTO ECONÓMICO y el cálculo del CUPO, dejando caer o diciendo abiertamente que este sistema y el modo en que está calculado el CUPO supone una sobrefinanciación para los ciudadanos vascos (y navarros) respecto a los demás ciudadanos españoles.

Esto no es nuevo:

  • Hace un par de años, lo criticó contundentemente el anterior PRESIDENTE del PP de la COMUNIDAD de MADRID, Ignacio GONZALEZ y su entonces consejero de HACIENDA.
  • Hace un par de años, el PRESIDENTE del PSOE afirmó, a propósito de esta cuestión, que “ninguna comunidad autónoma debe estar excluida de la solidaridad porque es mandato de la CONSTITUCIÓN”.
  • Hace un par de años, el líder del PARTIT DELS SOCIALISTES (PSC) señaló literalmente que “si queremos una financiación justa, empecemos por eliminar de la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA los privilegios que hoy existe”.
  • Otros dirigentes políticos e instituciones españoles, durante los últimos años, han venido diciendo cosas parecidas.

En el pasado reciente y en el pasado lejano quejas semejantes fueron planteadas por otras COMUNIDADES AUTÓNOMAS, por verse perjudicadas por un sistema excepcional y distinto que no se aplica en esas COMUNIDADES AUTÓNOMAS. EUSKADI y NAVARRA, por lo tanto, tienen un sistema de financiación distinto del resto de CCAA españolas.

Por tanto, es un sistema cada vez más cuestionado, siendo UPyD el único partido político que lo critica abiertamente en EUSKADI… y siendo un servidor el único parlamentario vasco que lo pone en cuestión.

Cuando hemos pedido en EUSKADI su revisión o directamente su supresión, siempre nos hemos quedado solos; sin embargo, cabe señalar que, en no pocas ocasiones en que hemos defendido, con los mismos argumentos, su revisión o directamente su supresión fuera de EUSKADI… otros partidos nos han apoyado. Por poner un ejemplo: durante la pasada legislatura, en la ASAMBLEA de MADRID, defendimos una iniciativa para “instar al GOBIERNO de la COMUNIDAD de MADRID a defender un nuevo sistema de financiación autonómica solidario y transparente en el que los ciudadanos del PAÍS VASCO y NAVARRA contribuyan a la solidaridad nacional y al sostenimiento del ESTADO como el resto de los españoles”… y el PARTIDO POPULAR apoyó la propuesta. Cuando iniciativas semejantes hemos presentado en otras instituciones, el resultado ha sido parecido.

Es decir, las declaraciones de determinados dirigentes nacionales así como el resultado que han cosechado estas iniciativas de UPyD en otros lugares fuera de EUSKADI… evidencian la hipocresía política y la incoherencia del PP y del PSOE, incapaces de mantener el mismo discurso siempre y en todos los lugares.

Por tanto, más allá de que finalmente no se terminen de dar los pasos para garantizar la máxima igualdad en ESPAÑA, muchos han sido y son los dirigentes políticos que han venido criticando o critican este sistema excepcional que se aplica en EUSKADI y en NAVARRA.

Pero no sólo han sido dirigentes políticos de otros partidos políticos, además de representantes políticos y dirigentes de UPyD, quienes han venido poniendo en cuestión el CONCIERTO ECONÓMICO vasco y el cálculo del CUPO. Hay mucha hemeroteca y mucha bibliografía publicada durante los últimos años en EUSKADI y fuera de EUSKADI, por mucho que la defensa del CONCIERTO parezca en ocasiones como una posición UNÁNIME.

Ya en 2005, ANTONIO Mª AGUIRRE, miembro entonces del COMITÉ NACIONAL del PSE, con motivo del 25 aniversario del CONCIERTO ECONÓMICO, escribía un artículo en el que afirmaba que “los socialistas vascos tenemos la oportunidad de impulsar una modificación del CONCIERTO ECONÓMICO para hacerlo solidario con el resto de ESPAÑA” y que “nuestra aportación al ESTADO no respeta los principios de IGUALDAD, PROGRESIVIDAD y SOLIDARIDAD establecidos por la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA” y que “los socialistas vascos tenemos que preguntarnos si queremos ejercer realmente el socialismo siguiendo los principios según los cuales se fundó el partido político más antiguo del PAÍS VASCO”.

Ahí están además los artículos y los estudios realizados por distintos intelectuales, economistas y técnicos independientes que saben del asunto:

  • MIKEL BUESA y su estudio titulado “El PUFO VASCO”.
  • CARLOS MONASTERIO.
  • ÁNGEL de la FUENTE.
  • JAVIER TAJADURA.
  • JOSEBA ARREGI, ex consejero del GOBIERNO VASCO.
  • JOSE MARÍA RUIZ SOROA.
  • O el propio LÓPEZ BASAGUREN, asesor del PSOE para la reforma de la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA, quien no hace demasiado definía el sistema de CONCIERTO ECONÓMICO como “un sistema privilegiado de obtención de recursos financieros”.

En mis propias manos tengo un librito muy interesante que recoge diversos artículos sobre la cuestión, publicado por CIUDADANÍA y LIBERTAD y titulado “El CONCIERTO ECONÓMICO vasco, a debate”. Les recomiendo su lectura.

En fin, y otros muchos han venido planteando las mismas ideas, aunque desde luego es cierto que sólo UPyD ha mantenido un discurso diáfano en relación a esta cuestión y sólo UPyD ha defendido estas ideas en el PARLAMENTO VASCO, rompiendo de esa forma años de PENSAMIENTO ÚNICO y haciéndolo, no para conseguir votos, sino para defender la IGUALDAD, la SOLIDARIDAD y el PROGRESISMO. Como suelo repetir, es una cuestión de principios que nadie más defiende.

En este sentido, quiero señalar que es perfectamente comprensible que PARTIDOS POLÍTICOS NACIONALISTAS o PARTIDOS POLÍTICOS CONSERVADORES defiendan este anacronismo que blinda la desigualdad entre conciudadanos; que lo hagan partidos políticos que se llaman a sí mismo progresista es mucho más extraño y confirma que realmente no pueden llamarse “progresistas”.

Las críticas al sistema de CONCIERTO ECONÓMICO vienen, por lo tanto, a denunciar que nos encontramos ante un sistema excepcional aplicable únicamente a una parte del territorio nacional y que provoca desigualdad entre conciudadanos y una sobrefinanciación privilegiada de unos determinados ciudadanos frente a los restantes. Según datos objetivos y estudios realizados, “nuestra aportación al ESTADO no respeta los principios de igualdad, progresividad y solidaridad establecidos por la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA”. Es decir, no aportamos lo que nos correspondería a la solidaridad interterritorial: no tomamos parte de todos los instrumentos que deberían garantizar la solidaridad.

El CONCIERTO ECONÓMICO y el cálculo del CUPO permiten al PAÍS VASCO disfrutar de niveles de financiación por habitante muy superiores a los observados en cualquier comunidad de régimen común.

Tal hecho, reconocido implícita y explícitamente por todos los partidos políticos vascos, significa que los ciudadanos vascos somos ciudadanos privilegiados respecto a los restantes ciudadanos españoles, lo cual no puede ser aceptado al menos por aquellos partidos políticos que se consideren progresistas y se consideren defensores de la igualdad de todos los ciudadanos. Es obvio que existen otros problemas además de este y otros seguramente más importante, pero éste es, en todo caso, un asunto muy relevante. Las quejas, las incomodidades, los enfrentamientos y las disfunciones que provoca así lo demuestran.

Como decía, algunos dirigentes políticos vascos suelen reconocerlo, abierta o disimuladamente:

  • el actual portavoz socialista en el PARLAMENTO VASCO, el señor PASTOR dijo en su momento que “gracias al CONCIERTO ECONÓMICO, los vascos no pagamos nada al resto de los españoles”.
  • el señor MAROTO, ex alcalde del PP de Vitoria, afirmó en la campaña electoral vasca que “soy un hombre pragmático: no nos interesa la independencia, ya tenemos el CONCIERTO ECONÓMICO, que nos beneficia”.

Por tanto, es claro que el sistema de CONCIERTO ECONÓMICO genera una enorme asimetría financiera entre los territorios forales y el resto de territorios españoles, lo que supone una violación flagrante del principio de igualdad recogido en distintos artículos de la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA.

Los resultados financieros del sistema de concierto han sido enormemente ventajosos para los territorios forales por tres motivos fundamentales:

  • uno, se exime a las comunidades forales de contribuir al sistema de nivelación interregional, a través del que el Estado aporta recursos a las Comunidades de menor renta para que éstas puedan prestar servicios similares a los de territorios más ricos (más concretamente, el llamado índice de imputación, es decir, el porcentaje que se aplica para determinar el cupo, es el de la “renta relativa” del territorio en cuestión, sin ponderación alguna, cuando es obvio que, dada la progresividad del sistema tributario español, la proporción de impuestos que pagan los que ganan más es mayor que la de los que ganan menos; por tanto, el índice de imputación no debería ser la renta relativa al territorio sino que debería ponderarse e alguna forma con la renta per cápita de dicho territorio);
  • dos, la valoración del resto de las competencias estatales no transferidas al País Vasco está sesgada a la baja;
  • y tres, el ajuste técnico que se realiza para conseguir que cada administración se quede con la parte del IVA que en última instancia soportan sus ciudadanos también está sesgado a favor de las comunidades forales, y el problema surge porque los cálculos necesarios para realizar el ajuste se hacen utilizando valores de los coeficientes que recogen el peso de estas Comunidades en el consumo nacional y en la base del impuesto que no coinciden con los reales.

Como consecuencia de todo ello, estas dos Comunidades y, en concreto, la Comunidad Autónoma del País Vasco, disfruta de una financiación por habitante superior en un 60% a la media de las Comunidades de régimen común. Pese a tratarse de dos de las Comunidades con mayor renta per cápita de España, presentan sorprendentemente una balanza fiscal positiva.

Podemos dar más argumentos: si, según sus defensores, es tan justo, progresista e igualitario, ¿por qué se le NIEGA al GOBIERNO de CATALUÑA un sistema semejante? Se le dice con razón que sería inviable, que el ESTADO sería insostenible y que se produciría una quiebra adicional en el principio de igualdad. Por tanto, quedan demostrados nuestros argumentos.

Hay quien dice que “son nuestros derechos”; sin embargo, cuando, dentro de un ESTADO, hay derechos que solo los disfrutan algunos ciudadanos, no son derechos sino privilegios.

SOLUCIONES (nuestra moción del jueves):

  1. Instar al GOBIERNO VASCO a promover una aplicación correcta y transparente del sistema de CONCIERTO ECONÓMICO, siguiendo los principios constitucionales consagrados….
  • En el artículo 138.2 CE: “Las diferencias entre los Estatutos de las distintas CCAA no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos y sociales”;
  • En el artículo 139.1:“Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado”.

Para ello,

–       en primer lugar, se procederá al cálculo correcto, transparente y solidario del cupo vasco, de modo que se valoren correctamente las competencias estatales no transferidas y se incluya, de acuerdo con su verdadero peso, la participación de Euskadi en todos los instrumentos de solidaridad interterritorial.

–       en segundo lugar, se revisarán, con la máxima transparencia, los parámetros de los impuestos indirectos y especialmente los ajustes por IVA, de tal forma que EUSKADI obtenga los recursos que le correspondan en función de su consumo real.

  1. Instar al CONGRESO de los DIPUTADOS y al GOBIERNO de ESPAÑA a impulsar todas las reformas legales y constitucionales que sean necesarias para promover un ESTADO FEDERAL SIMÉTRICO y SOLIDARIO… un ESTADO FEDERAL conformado por CCAA todas ellas con las mismas competencias, se cierre la distribución de competencias entre ESTADO, las CCAA y los entes locales, asuma el ESTADO una serie de competencias exclusivas e intransferibles en materias clave para defender el interés general de todos los ciudadanos y se suprima la disposición adicional primera que consagra los DERECHOS HISTÓRICOS de los territorios forales.

Estas son algunas de las reformas que necesitan los ciudadanos españoles.

Además, no tiene sentido que en ESPAÑA existan 5 haciendas mientras se defiende que EUROPA vaya hacia una sola política fiscal. Y es absurdo que EUSKADI tenga 3 haciendas forales y 3 políticas fiscales que deben coordinarse por el ÓRGANO de COORDINACIÓN TRIBUTARIA. Y es absurdo que EUSKADI, una COMUNIDAD AUTÓNOMA de apenas 2 millones de habitantes, tenga 4 gobiernos, 4 parlamentos y 3 haciendas y 3 políticas fiscales. Y es absurdo que las haciendas recauden y que el GOBIERNO VASCO invierta y gaste. O que el ESTADO no recaude impuestos en una parte de su territorio.

Todo esto hay que reformarlo a través de la reforma de la CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA para ir hacia un ESTADO FEDERAL conformado por CCAA todas ellas con las mismas competencias, se garantice un sistema de financiación justo y transparente y, en EUSKADI, se supriman las JUNTAS GENERALES de los TERRITORIOS HISTÓRICOS y las propias DIPUTACIONES FORALES.

Es lo que llevamos defendiendo desde nuestra propia fundación como partido político. Es lo que dice el sentido común. Es lo que cualquier progresista de este país promovería. Es cuestión de defender la IGUALDAD entre conciudadanos. Porque la IGUALDAD es un bien supremo y nos beneficia a todos.