UPyD: hechos, no palabras

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0

Hoy hemos querido explicar, en rueda de prensa, el trabajo institucional realizado por UPyD en el Parlamento Vasco durante estos dos años y medio de legislatura. Durante todo este tiempo, hemos presentado una Proposición de Ley para facilitar la participación ciudadana a través de las Iniciativas Legislativas Populares, 68 Proposiciones No de Ley, 75 interpelaciones al gobierno, 37 mociones, 124 preguntas para respuesta en pleno, 170 preguntas para respuesta escrita y 504 solicitudes de información documentada. Si a estos datos añadimos las 9 iniciativas firmadas con otros grupos políticos, a 28 de julio de este año, la cifra total de iniciativas parlamentarias ascendía a 988. Sin embargo, durante estas últimas semanas de agosto, hemos seguido trabajando y hemos sumado 2 nuevas Proposiciones No de Ley, 4 interpelaciones, 2 preguntas para respuesta oral, 4 preguntas para respuesta escrita y 25 nuevas solicitudes de información documentada. Todo ello convierte a este humilde servidor público en el parlamentario vasco más activo con 1.025 iniciativas registradas. A ello habría que sumar las decenas de Propuestas de Resolución y las miles de enmiendas a Proyectos de Ley, Proposiciones de Ley, Proposiciones No de Ley y a diversos planes que se han debatido durante esta legislatura.

Sin duda, UPyD está siendo el azote del Gobierno Vasco y del PNV y un grupo político fundamental para impulsar determinados debates, censurar al Gobierno Vasco por su trato de favor a los medios de comunicación afines al PNV, oponernos a todo tipo de recortes sociales, defender a los más débiles, sacar a la luz las corruptelas del PNV, defender el Estado del Bienestar, proteger la dignidad de las víctimas del terrorismo, exigir una Ley de Transparencia o aprobar leyes como la Ley de Custodia Compartida.

Fue UPyD quien inició la reivindicación de un Plan Conjunto de Lucha contra el Fraude Fiscal, quien exigió una reforma fiscal que finalmente se llevó a cabo aunque a medias, quien ha defendido siempre todas las causas jutas y a los más débiles… quien inició y mantuvo debates esenciales como la supresión de los aforamientos, la modernización del entramado institucional vasco, la supresión de las diputaciones forales, la fusión de municipios, la resolución de los crímenes cometidos por ETA pendientes de resolución, la reforma de las leyes electorales o incluso de la propia Constitución Española, las listas abiertas, la limitación de mandatos… y tantos otros. Todo este es el trabajo ingente que hemos realizado… y que seguiremos realizando. Algunos otros partidos prometen cosas extraordinarias; nosotros, simplemente, seguir realizando el trabajo institucional desarrollado hasta ahora. Por que lo nuestro son hechos, no palabras.

Durante las últimas semanas hemos registrado nuevas iniciativas: una PNL para pedir al Gobierno Vasco medidas en Euskadi de fomento de la lectura, una PNL para exigir la destitución de Eneko Arruebarrena de su cargo de Director Gerente de Metro Bilbao por el escándalo Pinosolo y otra PNL para censurar al Gobierno Vasco por seguir desviando dinero público a medios de comunicación afines al PNV; además, iniciativas para que el Lehendakari aclare el presunto trato de favor de las Administraciones Públicas al Athletic de Bilbao, para que el portavoz del Gobierno Vasco explique sus declaraciones sobre la posible suspensión de la autonomía catalana o para que la consejera responsable explique por qué EiTB ya no organiza debates entre los portavoces parlamentarios; así como decenas de nuevas solicitudes de información documentada y diversas preguntas para respuesta escrita.

Hay quien nos promete el cielo; nosotros, simplemente, seguir realizando el mismo trabajo institucional que hasta ahora: seguiremos siendo coherentes, seguiremos haciendo lo que decimos y explicando lo que hacemos, seguiremos abriendo debates, seguiremos hablando de aquello de lo que ningún otro partido quiere hablar, seguiremos controlando al PNV, seguiremos siendo el azote del Gobierno Vasco… y seguiremos siendo la alternativa progresista al nacionalismo y a las prácticas políticas viejas. Seguiremos reivindicando nuestros hechos… mientras otros nos tratan de engañar con simples palabras.

Aunque nada se resolverá en el corto plazo, sí podemos decir que vivimos una época trascendental para el futuro de nuestro país. El reto de UPyD es desenmascarar a propagandistas, demagogos, vendehúmos y falsos renovadores. Y, evidentemente, seguir impulsando y hacer posible el auténtico cambio político. Con hechos, no con simples palabras. En esta época, los ciudadanos deberán distinguir a quienes únicamente hablan… de quienes seguimos actuando permanentemente y con total coherencia. Basta con observar nuestro descomunal trabajo en el Congreso de los Diputados o en el Parlamento Europeo y en decenas de ayuntamientos a lo largo y ancha de España. Ello sin olvidar nuestro trabajo en la Asamblea de Madrid o en el Ayuntamiento de la capital durante los últimos 4 años.

Últimamente, oímos a muchos hablar de cambio. Y decir que ellos son el cambio que España necesita. Incluso lo oímos en boca de cualificados representantes de los partidos más viejos. Sin embargo, el cambio que necesita España no es un simple y tramposo cambio de imagen, ni la telegenia, ni la demagogia o la pura cosmética. El auténtico cambio político es cambiar a fondo la política y el modo de hacer política, regenerar España, ocuparse de verdad de los problemas que sufren las personas… y jubilar a quienes sólo pretenden mantener su escaño… o alcanzarlo con engaños y mentiras.

Hoy renovamos nuestro compromiso: son hechos, no palabras.