Inadmisible: el Parlamento Vasco, tres meses sin plenos

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0

Se ha convocado para el próximo jueves día 25 de setiembre pleno de debate de política general, donde el lehendakari y los grupos parlamentarios debatiremos sobre la situación política que vive Euskadi. Ese día 25 se cumplirán tres meses desde la celebración del último pleno ordinario, allá por el mes de junio, cosa que considero inadmisible e incomprensible. Tres meses durante los cuales los partidos políticos nos hemos dedicado a convocar ruedas de prensa, conceder entrevistas, organizar eventos, anunciar iniciativas o producir polémicas… pero no hemos debatido ni una sola vez en la institución que representa al conjunto de los ciudadanos vascos: ahí siguen congelados asuntos de extraordinario interés para la ciudadanía como el pago de la multa de 30 millones de euros impuesta por las instituciones europeas consecuencia de las “vacaciones fiscales” vascas, los pagos del Gobierno Vasco a medios de comunicación afines, las declaraciones racistas de determinados representantes institucionales, la lucha contra el fraude fiscal, los planes de empleo, la ley de transparencia que no termina de llegar, la despolitización y profesionalización del Tribunal Vasco de Cuentas, la supresión de los aforamientos, la creación (o no) de una comisión parlamentaria que plantee medidas contra los desahucios, el debate sobre el autogobierno y el modelo de Estado… y un largo etcétera de asuntos de los que no hemos podido debatir ni votar. Tres meses tres sin plenos en la Cámara vasca (aunque alguna comisión se haya celebrado y alguna ponencia se haya reunido).

Y esto debe corregirse: por ello, hemos planteado que sólo agosto sea mes inhábil y que dejen de serlo enero y julio. Y por ello hemos planteado a través de una batería de propuestas específicas que el pleno de política general se celebre durante la primera quincena del mes de setiembre, como ocurre en otros parlamentos autonómicos, en lugar de la última semana del mes. Y, unido a estas dos medidas específicas, y para impulsar y enriquecer el debate parlamentario, que el debate de política general dure dos jornadas en lugar de una y que puedan debatirse y votarse las propuestas de resolución que presenten los grupos parlamentarios. De este modo, podríamos comprobar de una manera más concisa y real los apoyos con los que cuenta el Gobierno Vasco… y las posiciones políticas y propuestas concretas de todos los grupos parlamentarios. Son, entendemos,  propuestas de sentido común para convertir el Parlamento Vasco en una institución más útil, ágil y cercana a las necesidades de los ciudadanos.