UPyD, cerca de los ciudadanos

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0

Durante toda esta legislatura, UPyD ha tratado de centrarse en los asuntos que más preocupan a los ciudadanos vascos: crítica de los ajustes y recortes sociales impulsados por el Gobierno de España y por el Gobierno Vasco, defensa del Estado del Bienestar y de los servicios públicos, medidas concretas para crear empleo digno y estable y acabar con el drama injusto de los desahucios, lucha contra la corrupción política como uno de los grandes males actuales que debemos erradicar, propuestas en favor de la transparencia, la regeneración democrática y la participación ciudadana, racionalización de toda esa administración paralela creada y mantenida durante años por los distintos partidos políticos que han gobernado, reformas fiscales progresistas, lucha contra el fraude fiscal, modernización del absurdo y disparatado entramado institucional que incluye cuatro parlamentos, cuatro gobiernos, tres diputaciones forales, tres políticas fiscales distintas y 251 municipios y el consiguiente inmenso gasto improductivo, duplicidades, ineficiencias y desigualdad que provoca, denuncia de la creciente politización de EiTB como instrumento al servicio de las tesis nacionalistas y defensa de las víctimas del terrorismo.

Hemos defendido que Foronda pueda ser el aeropuerto internacional de referencia del Norte de España, que San Sebastián 2016 supere el sectarismo nacionalista y pueda ser un éxito de los ciudadanos, exigido al Gobierno Vasco la puesta en marcha de un plan contra la pobreza infantil, criticado que subvencionemos con fondos públicos la reforma del campo de Anoeta de San Sebastián, San Mamés Barria o el Buesa Arena, hecho frente al sectarismo nacionalista, defendido los derechos de ciudadanía frente a las identidades colectivas que coartan nuestra libertad personal, planteado la reforma de las leyes electorales y la introducción del sistema de listas desbloqueadas, defendido la fusión de los municipios y la supresión de las diputaciones forales, defendido una ley de vivienda progresista que pueda garantizar el disfrute de una vivienda digna por parte de los ciudadanos más necesitados, denunciado el fraude de las aportaciones financieras subordinadas emitidas por Fagor y Eroski y exigido la devolución del dinero a los ciudadanos estafados, defendido una política lingüística razonable sin abusos ni discriminaciones, planteado una nueva forma de elección del director general de EiTB para despolitizar el ente y garantizar su objetividad hoy día inexistente, criticado la regresiva nueva ley del aborto, defendido el proyecto ambicioso de BioCruces, denunciado la reforma laboral, decidido con nuestro voto la creación de una Comisión de Investigación que analice las responsabilidades políticas de los proyectos fracasados de Épsilon e Hiriko y logrado que se apruebe una reforma legal para que basten 6.000 firmas para que los ciudadanos puedan presentar una Iniciativa Legislativa Popular.

Hemos presentado decenas y decenas de propuestas relativas a todas estas cuestiones, y hemos sido capaces de liderar debates de extraordinaria importancia. Hemos sido leales a la palabra dada y firmes en la defensa de nuestros principios e ideas esenciales, aportando toda nuestra dedicación para constituir una sociedad más libre y más justa.