6 meses perdidos

Publicado en: Blog, Noticias, Uncategorized | 1

Hemos padecido durante estos 6 meses de legislatura un gobierno sin apoyos parlamentarios y sin apoyos presupuestarios, un gobierno de un PNV prepotente y autista que sigue pensando que Euskadi es de su propiedad y que puede hacer y deshacer a su antojo independientemente de lo que digan los demás.  

El primer gran fracaso político del Gobierno Vasco fue no haber logrado apoyos para sacar adelante los Presupuestos Vascos: por resumir, y en lo que se refiere a UPyD, quiso que nosotros apoyáramos unos presupuestos sin aceptar ni un solo cambio en ellos… razón por la cual descartamos tal posibilidad, ya que nosotros no estamos para que nada cambie y todo siga igual sino precisamente para impulsar los grandes cambios que Euskadi sigue necesitando. Y en este sentido, cabe resaltar que este gobierno, 6 meses después, no ha impulsado ni uno solo de los cambios que Euskadi necesitaba y sigue necesitando para modernizarse internamente, para salir de la crisis cuanto antes y para atender de la mejor manera posible al conjunto de los ciudadanos, especialmente a los que en peor situación se encuentran. 

Ni reforma del entramado institucional (la Ponencia de Duplicidades – una sola reunión en 7 meses -, ese fraude mayúsculo – hay que reformar ya la LTH y dejarse de disimulos) ni Plan para el redimensionamiento y racionalización del Sector Público societario: el gobierno ha incumplido el mandato parlamentario que le exigió que presentara este plan antes del pasado día 30 de junio. 

Respecto a la fiscalidad y a la lucha contra el fraude fiscal, el Parlamento Vasco tendría que haber impulsado ya tanto las reformas fiscales necesarias como medidas concretas para luchar más y mejor contra el fraude y, desde luego, se tendría que haber puesto en marcha ya un Plan Conjunto de Lucha contra el Fraude Fiscal. Nada se ha querido hacer. El ritmo del gobierno y de los partidos políticos es desesperadamente cansino y lento y parece que obvian las exigencias de los ciudadanos.

Es en el Parlamento donde deben en general debatirse todos los asuntos que interesan a los ciudadanos y, en nuestra opinión, también los relacionados con la fiscalidad y la lucha contra el fraude fiscal. No en reuniones secretas o en encuentros opacos de espaldas a los ciudadanos y a los medios de comunicación, sino en el Parlamento Vasco. Nosotros seguiremos defendiendo esta idea: que sea el Parlamento Vasco donde se debatan con luz y taquígrafos los asuntos que importan a los ciudadanos y, desde luego, que en él se decida tanto la fiscalidad como la lucha contra el fraude fiscal. En lugar de impulsar todas estas medidas, este gobierno, como los anteriores y el central, prefiere, para cuadrar las cuentas, impulsar recortes sociales. Para ello, no ha esperado.

En lo que se refiere a la lucha contra ETA y la deslegitimación del terrorismo, básicamente nada, salvo presentar un Plan de Paz y Convivencia absolutamente inaceptable, un Plan que pretende diluir las responsabilidades de ETA y sus servicios auxiliares (es decir, de la Izquierda Abertzale) a través de la utilización de una neolengua que, en lugar de aportar luz, insulta a la inteligencia. Un Plan que pretende manipular la historia, vendernos la teoría del conflicto político y diluir las responsabilidades de ETA.  

En conclusión, en estos seis meses, hemos padecido un gobierno nacionalista que no ha impulsado ninguna de las reformas que Euskadi necesita para modernizarse internamente y para salir de la crisis, un gobierno que ha impulsado recortes sociales contra los ciudadanos para cuadrar las cuentas, un gobierno que no ha sabido enfrentarse a la crisis económica y un gobierno en minoría que nos amenaza cada cierto tiempo con ir de la mano con las más talibanes del lugar (EH Bildu) para defender una Euskadi independiente y sus obsesiones nacionalistas e identitarias de toda la vida. Un gobierno que fracasó estrepitosamente al no lograr apoyos para sacar adelante sus primeros presupuestos, un gobierno que sufrió la reprobación de la Directora de Kontsumobide por pura prepotencia y un gobierno que nos ha presentado un listado de leyes (ni siquiera un calendario legislativo) que se supone pretende sacar adelante sin que sepamos con quién lo hará ni con qué contenidos.

Es decir, 6 meses perdidos. A nosotros nos toca seguir trabajando como hasta ahora. Es lo que nos piden los ciudadanos.

Un comentario

  1. joaquinsarabia
    |

    Gobernar recortando prestaciones a los más necesitados es algo que sabe hacer cualquiera, recortar donde se debe recortar es algo que hacen los buenos políticos y ése no es al caso del PNV.