Gorka Maneiro: “El Gobierno PSE-PP ha sido una oportunidad perdida y un fraude”

Publicado en: Noticias, Slider, Uncategorized | 0

El candidato de UPyD dice que “proponer la creación de un Estado vasco independiente en el año 2012 es un disparate”

Gorka Maneiro (San Sebastián, 1974) es por segunda vez el candidato a la Lehendakaritza de UPyD. Defensor del constitucionalismo, de la reducción del entramado institucional vasco y voz más exigente contra las cesiones a ETA y sus presos, Maneiro opta a revalidar estas elecciones el escaño que ya logró en 2009.

¿Qué propone UPyD esta campaña electoral?
Reclamamos refundar el Estado autonómico y en Euskadi reformar el entramado institucional vasco para salir de la crisis de la mejor manera posible y sin tener que aplicar recortes sociales. Es un disparate que una Comunidad tan pequeña como el País Vasco, de apenas dos millones de habitantes, tenga cuatro Parlamentos, tres Haciendas, 251 municipios o más de 400 empresas públicas. Para reformar todo esto habría que tocar la Ley de Territorios Históricos. Así, en vez de destinar el dinero a Administraciones o entes prescindibles, se destinará a lo importante: mantener el Estado de bienestar e impulsar la actividad económica para crear empleo estable y de calidad. Por otro lado, queremos modificar las políticas lingüisticas aplicadas durante años por el PNV y que en la última legislatura PSE y PP no han querido modificar. Defendemos a su vez la derrota definitiva de ETA sin ningún tipo de condicionantes.

¿Qué sobra en el entramado institucional vasco?
Proponemos que se supriman las Diputaciones de tal forma que sus competencias pasen al Parlamento vasco así como las competencias fiscales de las Juntas Generales. También una fusión de municipios, que requeriría del consenso de los partidos políticos. El objetivo sería que los municipios más pequeños pudieran fusionarse en función de sus características poblacionales y de lugar, lo que permitiría un mejor servicio a los ciudadanos. Proponemos por otro lado una reducción drástica de empresas, fundaciones y entes que creó durante años el PNV para colocar a su gente y que no sirven para mejorar la vida de los ciudadanos. Optamos a su vez una reforma fiscal para que el sistema sea más progresivo y paguen más quienes más tienen, y también la habilitación de un plan conjunto de lucha contra el fraude fiscal para todo Euskadi, algo que han impedido hasta ahora tanto PP como PNV, que defienden las Diputaciones por encima de las personas.

También reclama la reducción de infraestructuras.
Hemos vivido un periodo en el que los Gobiernos destinaban grandes cantidades de dinero a obras que se han demostrado innecesarias. El Puerto Exterior de Pasajes es una de ellas, por ejemplo. Es un disparate construir un puerto exterior en Gipuzkoa para hacer competencia al de Bilbao. Otro caso es la obra de San Mamés, a la que se han destinado más de 200 millones de euros del presupuesto público. No es necesario pagar ese tipo de infraestructuras para crear instalaciones deportivas a clubes privados de fútbol. Luego está el soterramiento del tren de alta velocidad a su paso por Vitoria, que costaría 500 millones de euros. Una obra innecesaria, insostenible, carísima y que no mejoraría la vida de los vitorianos. Con el ahorro de tanto dinero en este tipo de estructuras tendríamos lo suficiente para garantizar el Estado de bienestar, ayudar a nuestras empresas, apoyar la internacionalización, mejorar la educación e impulsar la I+D+i.

¿Qué opina UpyD de realizar consulta de autodeterminación?
Es un propósito ilegal, anticonstitucional y supone un disparate en términos democráticos. Lo que hay que fomentar es la unión del país y una Europa solidaria y sin fronteras interiores. La independencia nos llevaría a la ruina económica y social, así como al enfrentamiento y la ruptura de la sociedad. Proponer la creación de un Estado vasco independiente en el año 2012 es un disparate. Además, va en contra de los intereses de la mayoría de los vascos.

¿Teme un próximo Parlamento vasco con hegemonía abertzale?
Que crezca el nacionalismo es una mala idea en su conjunto. El nacionalismo es una idea reaccionaria porque en el corto o medio plazo va a defender siempre el objetivo de la independencia y de la ruptura de la sociedad. Los que no somos nacionalistas en el País Vasco tenemos que hablar alto y claro y no acomplejarnos, porque el nacionalismo crece cuanto más miedo se le tiene. Esto es lo que les ha ocurrido a PP y PSE en los últimos años, hasta llegar a comportarse como los nacionalistas.

¿Cómo valora el Gobierno de López?
El Gobierno PSE-PP ha sido una oportunidad perdida y un fraude. Prometieron que iban a aplicar políticas distintas a las nacionalistas pero a los pocos meses ya comprobamos que no tenían intención de remover prácticamente nada de lo que había hecho el PNV.

¿Qué pasos se deben dar para encauzar el fin de ETA?
Los demócratas no tenemos que dar ningún paso. Lo que se necesita es que ETA sea derrotada y que desaparezca sin ningún tipo de condicionante. Nosotros hemos cumplido la ley; ellos nunca lo han hecho. Vamos a denunciar cualquier tipo de cesión que pudiera darse a la banda o a los presos.

¿Debería reunirse el Gobierno con ETA para gestionar el aspecto técnico del desarme?
No, nosotros rechazamos cualquier tipo de reunión con ETA. Lo que hay que proponer es que ETA se disuelva, nada más. El Gobierno y el Estado de Derecho son los que tienen que conseguir la derrota definitiva de la banda. Es la garantía para que los vascos alcancemos la libertad.

¿Qué debe hacerse con respecto a la dispersión de presos?
Nosotros optamos por mantener la política penitenciaria actual; los presos deben seguir donde están. Lo que esperamos es que los reclusos de ETA colaboren con la Justicia ya que todavía hay más de 320 asesinatos sin resolver. Reclamamos a su vez el cumplimiento íntegro de las penas ya que al que ha cometido una serie de delitos muy graves es lo que le espera.

La clase política aparece como una de las principales preocupaciones de los españoles, ¿se puede revertir esa tendencia?
Sin duda. La política en mayúsculas es el instrumento que tenemos los ciudadanos para tratar de cambiar la sociedad y mejorar las condiciones en las que vivimos. La ciudadanía está enfadada con la partitocracia que hay en España, está harta del bipartidismo, el sectarismo político, los casos de corrupción y de lo mal que lo han hecho unos y otros. Y está indignada con razón.

Fuente: La Vanguardia

Dejar un comentario