Mi compromiso contra ETA.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 6
Desde que soy parlamentario vasco, en algo han coincidido algunos miembros del Partido Socialista de Euskadi y del Partido Popular respecto a mi militancia activa contra la banda terrorista ETA (el nacionalismo vasco nunca lo puso en duda, curiosamente). Como son tan sectarios y desconocen los movimientos sociales que iniciaron la movilización ciudadana contra la barbarie, consideran que yo “nací” el día 1 de marzo de 2009… y que antes fuí una suerte de ente transparente ajeno a la acción política. Es porque piensan que nada existe fuera de sus partidos políticos y que los ciudadanos sin carné político o cargo público no pintan nada. Esa es la idea que tienen de la política, una especie de coto cerrado donde hacen y deshacen de espaldas a los ciudadanos. Por eso, unos y otros, me han venido haciendo una acusación miserable: el Partido Popular y el PSE llevan años luchando contra ETA… mientras que un servidor estuvo de brazos cruzados mientras ETA asesinaba a mis conciudadanos. Demos datos.

Desde niño asistí a la práctica totalidad de las concentraciones que se organizaban contra ETA cada vez que la banda asesinaba a un ciudadano. No fue mérito mío sino de mis padres, quienes siempre me trasladaron una idea que llevo conmigo allá donde voy: las injusticias cometidas nos atañen a todos, aunque supuestamente no nos afecten directamente. Debía ser la segunda mitad de los años 80, yo tenía poco más de diez años.
Allá por el año 1993 ó 1994, aproximadamente, decidí “afiliarme” a Denon Arten, Paz y Reconciliación. Allí coincidí durante algunos años con gente extraordinaria, como Cristina Cuesta, Iñaki García Arrizabalaga u Olivia Bandrés, entre otros. Era la época en la que muy pocos nos manifestábamos contra ETA… y, siendo tan pocos, todos nos conocíamos. Por ejemplo, Eduardo Chillida era uno de los que sí estaba. De aquellos años destaco una acción en concreto de la que me siento especialmente orgulloso: organizamos la primera manifestación en Euskadi de jóvenes contra la violencia de ETA, nunca antes y nunca después se hizo nada parecido. Para ello, nos reunimos con representantes juveniles de todas las formaciones políticas democráticas y recuerdo también, a modo de anécdota, las complicaciones que Eusko Alkartasuna (hoy en Bildu) nos puso encima de la mesa: si hablábamos de las víctimas de ETA… había que hablar de los presos. Qué cosas…

Además, escribí asiduamente cartas a los medios de comunicación criticando a ETA y reclamando libertad y democracia y lloré por el asesinato de Gregorio Ordoñez y participé en la rebelión ciudadana contra el crimen de Miguel Ángel Blanco y participé en las manifestaciones de Basta Ya y viajé a Estrasburgo a recoger el Premio Sajarov invitado por los ciudadanos más vinculados a la plataforma ciudadana y seguí participando en todas las manifestaciones de repulsa: contra los secuestros de Aldaia y Ortega Lara y contra los asesinatos que se seguían cometiendo. Era mi particular forma de hacer política sin tener carné de ningún partido, algo normal que algunos sectarios parecen no tener en cuenta. No he solido recordarlo, pero por todo lo anterior intentaron quemar la casa de mis padres, corría el año 2000 si mal no recuerdo. Preparé una nota de prensa para mandar a los medios de comunicación que tuvo cierto impacto: “carezco de carné político de ningún tipo salvo el de oponerme al fascismo de ETA”.

Hay miserables que en Twitter o en el Parlamento Vasco me acusan de haber nacido para la lucha contra el terrorismo el día 1 de marzo de 2009, día en que fuí elegido parlamentario vasco. Tal idea explica el sectarismo que les invade: piensan que fuera de sus partidos políticos no hay vida inteligente, cuando más bien suele ocurrir justo lo contrario. Yo puedo ser cualquier cosa excepto un sectario o un desagradecido: una de mis primeras iniciativas parlamentarias fue pedir al Gobierno Vasco que realizase un homenaje a los concejales del PSE y del PP en el propio Parlamento Vasco para agradecer su extraordinaria resistencia democrática ante ETA. Y ese homenaje se hizo. Y tomaron la palabra cargos públicos de todos los partidos políticos democráticos. De todos menos de UPyD. Nadie lo propuso y tampoco UPyD lo pidió.  

6 Comentarios

  1. Emilio Martínez Montilla
    | Responder

    Te felicito y te doy las gracias por todo el esfuerzo y la determinación que has mostrado contra esa banda de asesinos.

    Cuentas con el apoyo de mucha gente de toda España, no lo olvides.

  2. Sake
    | Responder

    Hay cosas que hay que decirlas, porque normalmente y a sabiendas tratan de perjudicar a los que con valor y decisión dicen verdades.
    Ése es tu caso Gorka y teniendo en cuenta la falta de sinceridad de PP y Psoe, éstos partidos te seguirán atacando, pero no hace daño el que quiere sino el que puede, y ellos están incapacitados.

  3. Leonardo
    | Responder

    Animo gorka utilizan sus mentiras ante la falta de argumentos para defender los cambios de rumbo en su política antiterrorista.

  4. Anonymous
    | Responder

    – Mi compromiso contra ETA
    – Niko y la libertad
    – los constitucionalistas de UPyD
    – Ruin y colaborador de la izquierda abertzale
    – Vidas rotas y constitucion española

    La mitad de las ultimas 1o entradas con el monotem: raca, raca, raca!! Y luego los enfermos son los demas. Gorka, tiene que ser un palo lo del Euskobarometro. Yo todavia pienso que igual consigues seguir en tu asiento con tu sueldo. Es una putada que la Diez te use de ariete en territorio comanche para que a ella no le falten votos, lo cual nos da idea de las tragaderas que tienes, pero oye!! en vuestro derecho estais de estar y decir lo que querais. Es lo bueno de la gente que somos democratas que no decimos a los demas que son enfermos por no aceptar nuestras teorias.

  5. Anonymous
    | Responder

    Hala jorgito, pues ahora que vas a tener mas tiempo a seguir peleando contra los molinos de viento…..

  6. Yahel
    | Responder

    Por los últimos comentarios se diría que lo políticamente correcto es fingir que aquí no ha pasado nada, que si algunas ideas han sido perseguidas y acalladas mediante la violencia, “por algo será”, y que lo normal es aceptar sin rechistar que quienes se han servido del chantaje y el asesinato nos gobiernen.
    Como ciudadano que anhela la libertad me rebelo contra los equidistantes. “Lo único necesario para el triunfo del mal es que los buenos no hagan nada”.
    Mucho ánimo Gorka, cuenta con mi voto.

Dejar un comentario