Hechos, no palabras.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 1
En las últimas semanas, desde que es evidente y palpable el subidón de UPyD en el País Vasco, observo a los Basagoiti y Oyarzábal que clavan frases literales mías, del tipo “este gobierno ha sido un fraude”, “se ha dejado pasar una oportunidad histórica para impulsar políticas constitucionalistas”, “somos la única alternativa al nacionalismo” o “vamos a derrotar a ETA y sus ideas totalitarias”. Es obvio que me siguen y me copian, porque otra cosa es estadísticamente imposible: no existe tanta casualidad como para que puedan repetir literalmente lo que digo sin darse cuenta.

El PP vasco, ese partido político de la pompa y la vacuidad más absoluta (tras años de resistencia democrática extraordinaria frente al terrorismo de ETA), tras meses haciéndose carantoñas con el PNV y despreciando a las víctimas (miren la hemeroteca y observen lo dicho por Oyarzábal – sus palabras suenan ahora todavía más escandalosas), al percibir que su varapalo electoral puede ser todavía más colosal de lo que dan por hecho, ha decidido hacer lo que habitualmente hace: publicidad y propaganda… en este caso para vendernos la moto de que representan, ya saben, “la única alternativa al nacionalismo”. En este nuevo contexto, no les da vergüenza (a mí me da vergüenza ajena) acusar al PSE de “dejar pasar una oportunidad histórica para impulsar políticas constitucionalistas”, como dando por hecho que los ciudadanos somos bobos y no sabemos que el PP ha sido corresponsable de este fraude histórico, y no sólo por omisión, sino por acción y por convicción. Los ejemplos son miles y algunos ya los he expuesto en esta misma tribuna: desde la financiación de las ikastolas francesas al apoyo a las indemnizaciones a las “víctimas policiales”, todo ello fue apoyado e impulsado por PP y PSE. UPyD ha estado solo defendiendo y proponiendo en el Parlamento Vasco ideas constitucionalistas, mientras ambos votaban en contra e insistían en el fraude más absoluto.  

El martes pasado algún medio de comunicación titulaba que “las víctimas apoyan al PP en el homenaje a Miguel Ángel Blanco”. Debió de ser que al periodista se les fue la pluma, porque aquello fue cualquier cosa menos lo que se titulaba. En todo caso, pensaba que con aquel acto el PP pretendía vendernos la idea de que apoyaba a las víctimas, y no justo lo contrario. En realidad fue, y hay que ser claro, un acto de campaña electoral promovido por Génova para tratar de lavarse la cara tras el caso Bolinaga, la propuesta del Ministerio del Interior para reinsertar a presos sin que colaboren con la Justicia o su peregrina idea de favorecer el regreso de etarras huidos. Eso y no otra cosa fue… y menos mal que no estuvimos.

Nosotros, frente a las mentiras que me producen vergüenza ajena, ofrecemos hechos, no palabras. Coherencia y certeza. Cumplimiento de la palabra dada. Nosotros no traicionamos a nuestros votantes ni decimos una cosa hoy y mañana la contraria. Nosotros no mentimos. Ahí está nuestra trayectoria y la hemeroteca.

Un comentario

  1. Sake
    | Responder

    Debe ser muy complicado para un partido político actuar según piensen las mayorias.
    Tanto PP como Psoe se han cargado la política constitucionalista en el Pais Vasco.
    Ahora el PP carente de imaginación se dedica a copiar a Gorka Maneiro, osea a UPyD, yo creo que a sólas en sus casas sentirán verguenza por su comportamiento.

Dejar un comentario