La necesaria influencia de UPyD.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 1
Ayer jueves se celebró un pleno que evidencia la incidencia que pueda llegar a tener UPyD en aquellos parlamentos donde tiene representación. Paso a explicároslo: en el primero de los puntos se aprobó el dictamen de la ponencia parlamentaria que ha venido trabajando los dos últimos años. Se aprobó la supresión (limitada) de aquellos complementos de pensiones a que los ex viceconsejeros y ex consejeros del Gobierno Vasco tienen derecho. Hace dos años UPyD impulsó el debate al proponer la modificación de la ley de gobierno y la supresión de estos privilegios. Finalmente, ni se han eliminado todos los complementos ni en todos los casos, pero algo hemos avanzado en la igualdad de derechos entre los ciudadanos y determinados cargos políticos. Además, el PNV y el PSE votaron a favor del mantenimiento de determinados privilegios para los ex altos cargos del Gobierno que tengan 60 años pero, como digo, algo hemos avanzado. Y tal avance fue auspiciado por nuestro grupo.
En el segundo de los puntos se acordó la supresión definitiva de las denominadas multas lingüísticas. Todo el que haya seguido nuestra actividad parlamentaria sabe perfectamente las veces que hemos insistido en este propósito. Tres años después hemos logrado el objetivo, aunque queda pendiente la eliminación de las obligaciones lingüísticas para las empresas privadas que la ley en vigor sigue manteniendo. El Partido Socialista se ha negado en redondo a dar este paso, por incapacidad, miedo y cobardía. Sin embargo, algo se ha avanzado. Cito a Patxi Baztarrika, ex viceconsejero de Política Lingüística del anterior Gobierno Ibarretxe: “UPyD marca los tiempos del Gobierno en este asunto (todos sus movimientos han tenido en su origen el reloj de Maneiro).
En el tercero de los puntos instamos unánimemente a las Instituciones Europeas a que, en el caso de que se alcance un nuevo acuerdo pesquero con Marruecos, este acuerdo excluya las aguas territoriales del Sáhara Occidental, puesto que lo contrario significaría mantener el expolio al que el Reino de Marruecos viene sometiendo al pueblo saharaui. Además, volvimos a insistir en la necesidad de que el Gobierno de España impulse una solución democrática al conflicto que sufren los saharauis, basada en el respeto a la legalidad internacional y en el ejercicio del derecho a la autodeterminación al que el pueblo saharaui tiene derecho como ex colonia. Según me dijo el portavoz socialista, nunca se llegó tan lejos en este Parlamento. La propuesta fue planteada por UPyD a través de una proposición no de ley urgente.
Y, finalmente, y quizás lo más importante (aunque ETB, sorprendentemente, no dijo ni mú sobre ello), el contundente mensaje que el Parlamento Vasco, como representante de los ciudadanos vascos, lanzó a ETA: exigimos su disolución incondicional, la entrega de las armas, la petición de perdón y que colabore con la Justicia a fin de resolver los más de 300 crímenes que a día de hoy siguen sin estar resueltos. Declaramos que las víctimas del terrorismo tienen todo el derecho del mundo a exigir un final de la banda sin impunidad, con justica y con memoria. Y nos reafirmamos en la necesidad de defender nuestras instituciones democráticas, el pluralismo político y la convivencia democrática, como modo de hacer frente a los propósitos totalitarios de ETA. Es cierto que tanto socialistas como populares se negaron a firmar “un final de ETA con vencedores y vencidos” pero, a pesar de ello, logramos una declaración muy contundente y necesaria.

.

Comentario final: el señor Pastor (portavoz socialista) me insultó durante el debate: “da la sensación que a usted le molesta que ETA haya dejado de matar”. Sinceramente, no encuentro palabras para contestar a semejante barbaridad.

Un comentario

  1. Sake
    | Responder

    UPyD apareció porque era necesario un partido asi, y lleva planteando custiones necesarias desde entonces, y poco a poco las van copiando y dándose cuenta los demás partidos de su necesidad y oportunidad de planteamiento.
    Ánimo Gorka.

Dejar un comentario