Sobre la elección de los Consejos Territoriales.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 1
Este sábado 23 de julio elegimos nuevos Consejos Territoriales, también en el País Vasco. Aquí no hay color ni competencia, porque sólo se presenta una candidatura y además es la mejor de las posibles, con Nicolás de Miguel al frente de un gran equipo. Ciertamente, la elección de los diferentes Consejos Territoriales no es un asunto sin importancia para Unión Progreso y Democracia. Se trata, al fin y al cabo, de elegir las personas mejor preparadas para llevar a cabo y liderar un trabajo muy importante. Se trata de elegir al mejor equipo posible para que, trabajando codo con codo con el Consejo de Dirección, consigamos consolidar el partido en todos los lugares, posibilitando que crezca por la base y consiguiendo que se acerquen más ciudadanos indignados dispuestos a dar el callo. Lo último que UPyD necesita son 17 Consejos Territoriales diferenciados y plenamente autónomos, al estilo de los partidos tradicionales españoles. La conversión de las organizaciones españolas, y no sólo las políticas, en confederaciones territoriales singulares y autónomas, es uno de los grandes males que nos impiden siquiera ser optimistas y poder pensar que saldremos de esta crisis política y económica sin precedentes… al menos bajo el liderazgo de estos partidos políticos que ahora nos desgobiernan. La subordinación de ideas igualitarias y proyectos comunes a la baronía territorial de turno es actualmente un cáncer político más que evidente. De este modo se impide impulsar proyectos comunes, soluciones globales y políticas igualitarias para el conjunto de la sociedad española o europea. Se impide pensar en el interés general de los ciudadanos. Por tanto, es obvio que esta desmembración de los grandes partidos españoles es fatal para el común de los ciudadanos y para el propio proyecto político de esas organizaciones. En el caso de UPyD, sería definitivamente letal porque es precisamente una de las características genuinas y distintivas de nuestro proyecto y el traicionarlo significaría que fallaría en lo esencial. Estoy seguro que no ocurrirá y que se elegirán aquellos Consejos Territoriales dispuestos a no competir con la dirección nacional y conscientes del papel fundamental que deben jugar.


Es obvio, también, y tengo experiencia en ello, que quien ostenta un cargo público no puede ser coordinador ni dirigir un Consejo Territorial. Es literalmente imposible que ambos trabajos puedan hacerse bien porque además ambas tareas son lo suficientemente importantes como para no dedicarles toda la atención y todo el tiempo que exigen. No es posible ostentar un cargo público y dedicarse al partido político. Y, claro, quien ha sido elegido por los ciudadanos tiene una tarea fundamental y prioritaria que desarrollar: la de trabajar a fondo, todos los días del año, para llevar a esa institución los problemas de los ciudadanos a los que representa (todos) y tratar de plantear las soluciones más satisfactorias. A más dedicación, mejor trabajo. Lo sé por experiencia. A más horas de lectura, estudio, análisis… mejor trabajo. Y a esto debemos dedicarnos los cargos públicos de UPyD: a darlo todo durante los cuatro años para poder ser dignos representantes de los ciudadanos. Por esto estoy convencido y quiero insistir en ello en que no es posible ser cargo público y dedicarse también a coordinar o dirigir un Consejo Territorial. Es materialmente imposible y lo sé por experiencia.


Estas son las dos cosas que yo quería subrayar tres días antes de elegir a nuestros Consejos Territoriales. Hay gente muy valiosa dispuesta a trabajar mucho y bien por nuestra organización. Deberíamos decantarnos por quienes entienden lo fundamental de nuestro proyecto político (un proyecto común para el conjunto de los ciudadanos) y por quienes pueden realmente dedicar todo el tiempo que UPyD necesita, precisamente en estos momentos de zozobra política y económica. Suerte a todos.

Un comentario

  1. Anonymous
    | Responder

    Estoy totalmente de acuerdo Gorka, en España estamos tan acostumbrados a que una persona tenga dos o tres cargos públicos que nos parece extraño. Mi pregunta es por qué esto no se dejó claro en los estatutos del partido, hubiese sido sencillo hacerlo, quizá sea bueno reflexionar al respecto. La mejor de las suertes a todos y enhorabuena por tu labor en el País Vasco. Tened en cuenta que pronto serán las nacionales y las andaluzas, tenemos que entrar en Andalucía, en las últimas elecciones UPyD tuvo cerca de 80.000 votos lo que no está nada mal, pero hay que hacer un esfuerzo. Mucho ánimo.

Dejar un comentario