Garitano y el euskera.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 17
El señor Garitano no tiene la obligación legal de expresarse en castellano… como tampoco tiene un servidor la obligación de hacerlo en euskera. Por mi parte, el diputado general de Guipúzcoa debe poder expresarse en la lengua o lenguas que considere necesario, y puede optar también por hacerlo íntegra y exclusivamente en euskera. Tal actitud, puesto que sabe hablar en castellano, demuestra un inmenso desprecio por los periodistas que atienden sus ruedas de prensa y no son euskaldunes… y por la mayoría de los ciudadanos vascos, incluidos muchos de sus votantes, pero está en su derecho. Insisto: puede hacer lo que le dé la gana. Defendida su libertad individual, hay algo en lo que nadie ha insistido y que evidencia la paranoia en la que vivimos: hay ciudadanos en Euskadi que prefieren utilizar exclusivamente el euskera… aunque haya menos gente que le entienda y menos ciudadanos, por tanto, que reciban su mensaje. Esto es lo inaudito: que haya quien prefiera que haya menos gente que le entienda. Hay dirigentes políticos, ideologías y partidos políticos que anteponen los supuestos derechos de las lenguas a los de los ciudadanos y que, desde luego, muestran mucho más cariño hacia ellas que hacia muchos de sus conciudadanos. Ante esta paranoia colectiva, debemos reivindicar un principio básico: las lenguas son para comunicarse, utensilios al servicio de los hombres para unirnos y enfrentarnos a proyectos comunes. Hay representantes públicos que no llegan a entender algo tan básico. Y es inaudito pero sobre todo es triste.

17 Comentarios

  1. Sake
    | Responder

    Lo que realmente importa es el comunicarnos el entendernos unos con otros ¿que otro sentido pueden tener las lenguas?.

  2. andronico
    | Responder

    Plantea algo aparentemente absurdo, pero si lo pensamos bien tiene su lógica.
    El problema de fondo es que ese posicionamiento de Martín, sobre el euskera le es rentable políticamente hablando. Si no lo fuera, seguro que lo tenías hablando en castellano.
    Ellos han convertido al castellano en un idioma extranjero y bajo ese punto de vista su posicionamiento es coherente y sobre todo ante una opinión pública a la que se le ha ganado propagandísticamente, el resultado es muy rentable para su partido.

    El problema es que esa propaganda no se ha contrarrestado adecuadamente. ¿Cuantas personas saben en el País Vasco que se hablaba antes allí el castellano que en Toledo o Cuenta? ¿No supone también un atentado contra la riqueza cultural vasca arrinconar, cara a su posterior exterminio, un idioma que lleva un milenio presente en esas tierras?

    Está bien defender los derechos de las personas, pero creo que esa defensa se puede hacer también utilizando otras argumentaciones con las que responder a las falsedades propagandísiticas del enemigo.

  3. donostiarra
    | Responder

    Permíteme decirte Gorka que tú también muestras mucho más cariño hacia el castellano que hacia muchos de tus conciudadanos (los abducidos y enfermos por ejemplo), así que si existe tal paranoia colectiva, te veo plenamente inmerso en ella. Está claro que las lenguas son para comunicarse (y para pensar), lo que ocurre es que algunos nos sentimos más cómodos haciendolo en euskera, otros en castellano, otros en inglés, chino…

    Y no es inaudito, sobre todo es triste, vuestro desprecio por el euskera.

  4. Miguel Zarranz
    | Responder

    Yo pienso que un país con más de una lengua, vive una situación provisional. Esta puede durar siglos. Incluso no solucionarse nunca. Pero tener más de una lengua, no tiene ningún beneficio práctico, todo son inconvenientes. La cuestión, es elegir la que aporte más, y dejar los sentimentalismos, para la familia y amigos.

  5. Isabelle
    | Responder

    Yo nací en Francia porque mis abuelos emigraron a esas tierras en el 39. Soy nieta de republicanos españoles y ahora resido entre Francia y España. Estuve la semana pasada en Ochagavía y allí todo el mundo se expresaba en castellano salvo unos niños de campamentos a los que se les prohibía decir una palabra en español. Son simplemente ridículos en grado máximo, visto desde las afueras de este país. En este caso la lengua no sirve para comunicarse sino para levantar barreras y cohesionar la tribu, sólo que las tribus ya no juegan papel alguno en un mundo “mestizo”.

  6. Dionisio
    | Responder

    Gorka en ningún momento ha manifestado desprecio por el euskera; quien diga lo contrario, que haga el favor de demostrarlo y poner aquí un enlace donde se vea tal desprecio.

  7. gorka maneiro labayen
    | Responder

    ¿Merece la pena intervenir para volver a decir que no muestro ningún desprecio hacia el euskera? ¿Merece la pena volver a decir lo que siempre he dicho cuando parece evidente que hay quien no quiere entender las cosas que escribo? ¿Merece la pena volver a contestar para recordar que hablo euskera y que en euskera le hablo a mi hija? ¿Merece la pena contestar a quien prefiere hacer como que no entiende cuando no hay más que defender los mismos principios en todos los lugares y para cualquier lengua? Seguramente no pero que no digan que me oculto. Lo he dicho y lo reitero: me parece perfecto quien opte por comunicarse en euskera (¡yo mismo hablo en euskera a mi hija!) y me parece perfecto quien opte por hacerlo en castellano. Lo que critico son las políticas lingüísticas que se han venido aplicando en Euskadi, políticas de imposición para dejar fuera del empleo público a quien no supiera euskera, políticas discriminatorias. ¿Desprecio por el euskera? ¿Dónde? Me limito a defender derechos ciudadanos. Parece que hay quien prefiere no entender. No me puedo imaginar que sea porque realmente no entienden. Si fuera así, sería muy preocupante.

  8. Anonymous
    | Responder

    Mira Gorka, tu discurso es profundamente demagógico, y no te habla un vasco, sino un asturiano (seguramente un “hijo de puta” según Carlos Martínez Gorriarán), un asturiano que es hablante de una lengua minoritaria y MINORIZADA como es el asturiano, que ni siquiera es oficial ni aún hoy se puede enseñar en muchas escuelas de nuestro país pero de la que nadie (tampoco UPyD) se acuerda nunca (yo mismo no tuve opción -ni siquiera la opción! ya no la obligación…- de estudiar ya no en asturiano, sino una asignatura de “Llingua y Lliteratura Asturiana” -y nací en el '89-). Es de vergüenza que a estas alturas se intente engañar a la gente con sentencias tan sumamente demagógicas y falaces (aunque eso sí, muy bien sonantes) que tan de moda están últimamente pero que se caen por sí mismas, como “me parece perfecto quien opte por comunicarse en euskera (¡yo mismo hablo en euskera a mi hija!) y me parece perfecto quien opte por hacerlo en castellano. Lo que critico son las políticas lingüísticas que se han venido aplicando en Euskadi, políticas de imposición para dejar fuera del empleo público a quien no supiera euskera, políticas discriminatorias. ¿Desprecio por el euskera? ¿Dónde? Me limito a defender derechos ciudadanos”. No puede haber mayor falsedad en esta afirmación. No es cuestión de lo que a usted le parezca perfecto, señor Maneiro, es cuestión de que es justo y de derecho. No tergiverses la realidad: el derecho implica un deber, guste o no guste este deber, porque si dejamos los deberes a merced de la subjetividad de los gustos, los deberes se transformarán inmediatamente en imposiciones, y habremos aniquilado el Estado de Derecho. Eso es lo que ustedes proponen. Por tanto, qué es eso de “a mí me parece perfecto que… pero que no impongan”, que no obliguen, nunca obliguen, todo voluntario. No señor, en un país ya no democrático, que por supuesto, sino ya digo simplemente serio, que se llame mínimamente serio y en el que se actúe con un mínimo de rigor, hay unas normas, y esas normas entre otras cosas están para velar por los derechos de las personas y las minorías, las cuales quedan desamparadas en el momento en el que se eliminan los deberes (“ningún derecho sin deber, ningún deber sin derecho”, dice la internacionalista de la que se han olvidado muchos “socialistas”). ¿Cómo va a existir el derecho a expresarse en euskera si no existe el deber de conocerlo? Claro que debe ser obligatorio su conocimiento. Si no lo es, no será voluntario su uso. El resto es demagogia, y de eso sabemos mucho los asturfalantes, porque vivimos en nuestras propias carnes las consecuencias de esa mentalidad del “sí pero sin imposición”. Al final, si algo hay tras de ello es imposición (del castellano claro, la imposiciónd de sufrir una sociedad monolingue en castellano). ¡Qué paradoja! En Asturias es por lo que hemos optado, y así hemos conseguido ser la comunidad autónoma con mayor nivel de desigualdad lingüística y en la que el asturiano a asado a ser algo folcklórico en el mejor de los casos, todo lo contrario de en Euskadi, donde cada día, gracias a las políticas lingüísticas desarrolladas por los sucesivos gobiernos vascos, se ha conseguido incrementar enormemente el número de conocedores de la lengua vasca. PD: dile a tu amigo Gorriarán que no hable de los asturianos con tanta ligereza (lo digo por aquello de los “300.000 HP”), porque muchos nos sentimos ofendidos con afirmaciones de tal mentecatez. ¿Cómo se puede hablar tan ligeramente de un territorio donde no han logrado sacar un solo concejal ni diputado? Qué falta de humildad!

  9. Anonymous
    | Responder

    Mira Gorka, tu discurso es profundamente demagógico, y no te habla un vasco, sino un asturiano (seguramente un “hijo de puta” según Carlos Martínez Gorriarán), un asturiano que es hablante de una lengua minoritaria y MINORIZADA como es el asturiano, que ni siquiera es oficial ni aún hoy se puede enseñar en muchas escuelas de nuestro país pero de la que nadie (tampoco UPyD) se acuerda nunca (yo mismo no tuve opción -ni siquiera la opción! ya no la obligación…- de estudiar ya no en asturiano, sino una asignatura de “Llingua y Lliteratura Asturiana” -y nací en el '89-). Es de vergüenza que a estas alturas se intente engañar a la gente con sentencias tan sumamente demagógicas y falaces (aunque eso sí, muy bien sonantes) que tan de moda están últimamente pero que se caen por sí mismas, como “me parece perfecto quien opte por comunicarse en euskera (¡yo mismo hablo en euskera a mi hija!) y me parece perfecto quien opte por hacerlo en castellano. Lo que critico son las políticas lingüísticas que se han venido aplicando en Euskadi, políticas de imposición para dejar fuera del empleo público a quien no supiera euskera, políticas discriminatorias. ¿Desprecio por el euskera? ¿Dónde? Me limito a defender derechos ciudadanos”. No puede haber mayor falsedad en esta afirmación. No es cuestión de lo que a usted le parezca perfecto, señor Maneiro, es cuestión de que es justo y de derecho. No tergiverses la realidad: el derecho implica un deber, guste o no guste este deber, porque si dejamos los deberes a merced de la subjetividad de los gustos, los deberes se transformarán inmediatamente en imposiciones, y habremos aniquilado el Estado de Derecho. Eso es lo que ustedes proponen. Por tanto, qué es eso de “a mí me parece perfecto que… pero que no impongan”, que no obliguen, nunca obliguen, todo voluntario. No señor, en un país ya no democrático, que por supuesto, sino ya digo simplemente serio, que se llame mínimamente serio y en el que se actúe con un mínimo de rigor, hay unas normas, y esas normas entre otras cosas están para velar por los derechos de las personas y las minorías, las cuales quedan desamparadas en el momento en el que se eliminan los deberes (“ningún derecho sin deber, ningún deber sin derecho”, dice la internacionalista de la que se han olvidado muchos “socialistas”). ¿Cómo va a existir el derecho a expresarse en euskera si no existe el deber de conocerlo? Claro que debe ser obligatorio su conocimiento. Si no lo es, no será voluntario su uso. El resto es demagogia, y de eso sabemos mucho los asturfalantes, porque vivimos en nuestras propias carnes las consecuencias de esa mentalidad del “sí pero sin imposición”. Al final, si algo hay tras de ello es imposición (del castellano claro, la imposiciónd de sufrir una sociedad monolingue en castellano). ¡Qué paradoja! En Asturias es por lo que hemos optado, y así hemos conseguido ser la comunidad autónoma con mayor nivel de desigualdad lingüística y en la que el asturiano a asado a ser algo folcklórico en el mejor de los casos, todo lo contrario de en Euskadi, donde cada día, gracias a las políticas lingüísticas desarrolladas por los sucesivos gobiernos vascos, se ha conseguido incrementar enormemente el número de conocedores de la lengua vasca. PD: dile a tu amigo Gorriarán que no hable de los asturianos con tanta ligereza (lo digo por aquello de los “300.000 HP”), porque muchos nos sentimos ofendidos con afirmaciones de tal mentecatez. ¿Cómo se puede hablar tan ligeramente de un territorio donde no han logrado sacar un solo concejal ni diputado? Qué falta de humildad!

  10. Alfonsino
    | Responder

    A veces uno intenta hablar para unos pocos, sólo para un círculo cerrado próximo, porque lo que algunos (no todos) tienen que decir, es pura palabrería hueca que arranca más sonrisa de lástima que iras.

  11. donostiarra
    | Responder

    @dionisio

    Yo digo lo contrario y no necesito ningún enlace donde se vea tal desprecio, pues puede verse en esta misma página. Decir que Garitano “puesto que sabe hablar en castellano, demuestra un inmenso desprecio por los periodistas que atienden sus ruedas de prensa y no son euskaldunes… y por la mayoría de los ciudadanos vascos” por el hecho de expresarse “íntegra y exclusivamente en euskera“, me parece manifestar desprecio por el euskera.

    @gorka maneiro labayen

    ¿Cuantas veces te has expresado tú íntegra y exclusivamente en castellano (sabiendo hablar euskera) en tus intervenciones públicas? Lo de Garitano es un inmenso desprecio… ¿lo tuyo no llega ni a desprecio? ¿por qué? ¿porque te limitas a “defender los derechos de los ciudadanos“? ¿los vascoparlantes incluidos?

    No digo que no existan, pero nunca he visto una propuesta-actividad-intervención-artículo-comentario… tuyo o de tu partido en el que se defiendan los derechos de los ciudadanos vascoparlantes. Sin embargo he visto de todo para defender los derechos de los castellanoparlantes. No me irás a decir que los vascoparlantes estamos incluidos en vuesta defensa por los derechos, por el hecho de que la gran mayoría también sabemos hablar castellano.

    Me parece perfecto que optes por hablar en euskera a tu hija, pero no hace falta que lo digas dos veces (la segunda entre exclamaciones), hace parecer que es una opción muy extraña… o que lo haces para sacar partido político.

  12. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Con la diferencia de que el castellano lo entiende todo el mundo, compañero… Un detalle.

  13. donostiarra
    | Responder

    Me parece increible que el hecho de que “todo el mundo” entienda el idioma mayoritario te sirva como argumento para discriminar un idioma minoritario.

    Te repito:
    No digo que no existan, pero nunca he visto una propuesta-actividad-intervención-artículo-comentario… tuyo o de tu partido en el que se defiendan los derechos de los ciudadanos vascoparlantes. Sin embargo he visto de todo para defender los derechos de los castellanoparlantes. No me irás a decir que los vascoparlantes estamos incluidos en vuesta defensa por los derechos, por el hecho de que la gran mayoría también sabemos hablar castellano.

  14. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Lo triste es que haya quien prefiera expresarse exclusivamente en una sola lengua… sabiendo que su mensaje llega a menos gente. Que haga lo que quiera… pero muy normal no es.

  15. donostiarra
    | Responder

    Te repites y me sigue pareciendo un argumento injusto (aunque muy práctico) para defender el uso del castellano por encima del euskera. Entonces ¿deberíamos dejar el euskera solo para hablarlo con nuestr@s hij@s? Sabes que eso sería condenarlo a la desaparición.

    En lo último estamos de acuerdo, muy normal no es. Como tantas otras cosas que suceden en el país vasco, un país con una situación excepcional.

  16. Carlos aka Elurra
    | Responder

    No entiendo el problema que existe con las lenguas en España, Euskal Herria incluida. Hablar varias lenguas no es ninguna limitación, todo lo contrario. Si una de esas lenguas en vez del euskara fuera el inglés o el francés, no sé si utilizarían estos argumentos demagógicos. Ser monolingüe es una limitación.

    Hablar una lengua, por minoritaria que esta sea, es conocer un mundo y una realidad diferente, una riqueza de incalculable valor.

    No sé si es extraño que haya ruedas de prensa íntegramente en euskara. Pero si lo fuera, sería tan extraño como las ruedas de prensa (la mayoría) en las que sólo se utiliza una de las lenguas oficiales de Euskadi, el castellano. Hacer de esta excepción una polémica es propio de periódicos de la talla de El Mundo o News of the World.

    Si de verdad existiese un respeto por las dos lenguas oficiales, una persona que se dirige a la ciudadanía debería ser competente en las dos. En 1 o en 2 años aprendes una lengua mínimamente para comunicarte. Incluso hay españoles que han aprendido sueco o alemán o polaco (es cierto, no es una leyenda urbana, los conozco).

    El que ama una lengua, ama todas.

  17. Anonymous
    | Responder

    DON JORTX. eskerrrikasko jorge, george, es que se entiende mas el español, mas gente sabra como te llamas, aio mister george, zoriontsu, kuriositatez, zure alabari nola azalduko diozu berarekin erabiltzen duzun hizkuntza baztertzen duzula, oztopatzen, trabatzen, murrizten duzula, .. adios pues don jorge

Dejar un comentario