Un discurso no clausurado.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 7
Escribía hace unos días JM Ruiz-Soroa en las páginas de El Correo un estupendo artículo de opinión titulado “El discurso clausurado”, donde recogía una serie de ideas que a nosotros nos interesan mucho: llamaba la atención sobre la necesidad evidente que existe en Euskadi de formular de verdad “un discurso alternativo al nacionalista”, defendido y enarbolado éste no sólo por los nacionalistas de nombre y tradición. Denunciaba con razón esta carencia discursiva que obedece “a una especie de clausura argumental insuperable en todo cuanto se refiera al autogobierno vasco: la de que cuanto más autogobierno, mejor”. Animaba a atreverse a “proclamar con argumentos que no es cierto que la única misión de los políticos o gobernantes vascos sea la de mejorar la posición de Euskadi en España, que no es cierto que la única finalidad del autogobierno sea la de atrapar más y más recursos para el País Vasco”. Que debemos defender el interés del conjunto de los ciudadanos españoles en un Estado realmente federalizado, que no asimétricamente desmembrado, de manera equitativa y razonable. Y terminaba afirmando que es naturalmente difícil “sostener el discurso de la ciudadanía en una sociedad acostumbrada durante siglos al privilegio derivado del fuero o del Concierto Económico”. Pues bien, todo aquel que siga con cierto interés la política vasca (y española) sabe que este discurso que Ruiz-Soroa reivindica es un discurso ciertamente clausurado en todos los “grandes” partidos supuestamente nacionales. Basta con mirar a diestra y siniestra. Sin embargo, y con toda humildad, debe decirse que no es un discurso abandonado por absolutamente todos y de cuyo rastro no tengamos noticias en ninguna opción política. Hay quienes, con los instrumentos de los que disponemos y enfrentándonos a los elementos… lo seguimos defendiendo. Y muy gustosamente, por cierto.

7 Comentarios

  1. Sake
    | Responder

    Las opiniones como las modas van pasando pero lo que es razonable y bueno permanece.

  2. Anonymous
    | Responder

    Y qué verdad es… hay que estructurar, sistematizar el argumento, sus pros y sus contras, sus puntos débiles y fuertes, y atacar duro. Muy buena la idea de pedir a PP y PSE que se mojen respecto ala pretensión de CiU de obtener un regimen fiscal concertado para Cataluña.

    Y evidenciar la matemática exacta que dice que concierto vasco o navarro x 16 es igual a un estado inviable.

    En suma,que el rey va desnudo.

    Lo que pasa, ay, es que nuestros compatriotas regionales, al final, no son tan distintos a los nacionalitas del PNV o Ciu… ¿Cree que se convertirán al sentido común, o se enroscarán más en su pertinaz apego a lo que les conviene?

  3. Belén
    | Responder

    “A cambio de” es lo que parece ser para un observador la política vasca.
    Siempre a cambio de dinero. Y en estos momentos, entiendo, es trabajo a cambio de ocultar el genocidio en perjuicio de los que ya no están o de los que están mal.
    El ciudadano español no va a emigrar al país vasco para volver a ser tratado de cazurro y charnego mientras roban a su pueblo y a su país.
    Ya no quiere ser carne de cañón en una guerra entre la derecha más enferma y despiadada de nuestra historia. Ridícula en el mundo, pese a sus intentos mutantes, porque vive de atentar contra su propio país.
    Miliciana en sus raíces y aborrecida por el pueblo.
    La política vasca ha perdido el interés, al igual que lo ha hecho la española.
    Porque para cobarde se basta y sobra la ciudadanía.
    El pueblo español conoce de sobra el dame pan y llámame tonto. Por eso no perdona.
    Muchos de nosotros consideramos a los nacionalistas vascos ladrones desprovistos de conciencia y de escrúpulos. Despiadados, al igual que el Frente al que apoyaron. Con armas e instituciones.

  4. Anonymous
    | Responder

    No hay como regodearse en el propio discurso.
    Por cierto, he oído hoy tu intervención en el debate. Qué pena, empecinado con el euskara, esa lengua que, según me contestaste una vez, tanto amas, pero en la que jamás te oigo hablar y en la que no fuiste capaz de responderme.
    ¡Qué pesadilla con que los padres y madres no son libres! Puestos a pensatr se diría que todos los que matriculan en modelos euskaldunes somos idiotas, o que, producto de la presión nacionalista estamos abducidos por las ideas de éstos. En los mismos términos se podría hablar del españolismo. Claro que eso no es nacionalismo, es patriotismo y solidaridad. Ah bueno, perdonad a los no leídos porque nuestra ineptitud nos convertirá en “malditos” por amar nuestra tierra y nuestra lengua.
    En fin, ojalá ETA declare una tregua definitiva, paguen por sus hechos, pidan perdón, rediman a las víctimas, se vayan a la mierda, nos dejen en paz y con ellos la palabrería demagógica de quienes nos metéis a todos en el mismo saco sin entender nada, sin querer entender que hablamos de un sentimiento, igual que tú, y que muchos también amamos la lengua española o castellana, y que no queremos sino poder decidir, por mucho que os moleste, en libertad.
    No sabía que la democracia consiste en aniquilar por la vía legal a quien piensa diferente. Lecciones de democracia, las justas.
    un abrazo,
    jose alberto

  5. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Nire ume txikiarekin euskeraz hits egiten dut. Horrela egiten dut… nahi dudanean, libertadeaz. Ta seguraski D ereduan matrikulatuko dugu… nahi dudalako. Bestalde, esango dizut gaurko eztabaidean ez dut euskerari buruz hits egin. Giza eskubideei baizik. Aukeratzeko askatasunari buruz. Badakit ez duzu ezer ulertzen. Honetaz aparte, beste gauza askori buruz hits egin dut. Baina zuk beti euskerari buruz hits egiten duzu. Ez daukazu beste gauzarik buruan. Ta bai, indarkeriarekin bukatuko dugu… nahiz eta zuri gehiegirik ez gustatu. Agur.

  6. Dionisio
    | Responder

    “¡Qué pesadilla con que los padres y madres no son libres!” – dice un anónimo –
    Pues quizá. Pero ni la millonésima parte de la pesadilla que sufren esos padres y madres cada día que pasa.
    “¡Qué pesados con el Holocausto!” -que dirían los neonazis-.
    Ya se ve de qué palo va cada uno…

  7. mogronauta
    | Responder

    ¡Qué pesadilla con que los padres y madres no son libres!.
    Los que matriculan a sus hijos en modelos euskaldunes no son idiotas y al parecer no todos están abducidos por las ideas nacionalistas,pero tienen lo que a otros por imposición les falta : La libertad de elegir.El problema como siempre no es de las lenguas que enriquecen siempre,es de las personas.

Dejar un comentario