Los males del Estado.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 13
Hay dos razones fundamentales por las que la gobernabilidad del país, los presupuestos generales del Estado y hasta el sistema autonómico español e incluso la presidencia del gobierno dependen de las reivindicaciones localistas, regionalistas y nacionalistas defendidas por partidos y gentes que no creen en el Estado y que incluso pretenden finiquitarlo para alcanzar la independencia subvencionada: por un lado, el hecho cierto y comprobado de que tanto el PSOE como el PP han dejado de ser partidos nacionales para convertirse en partidores de la nación, han dejado de tener visión de Estado para tener visión exclusivamente demoscópica y han dejado de defender los intereses generales de los ciudadanos para defender sus intereses partidarios; y, por otro lado, algo que habitualmente se olvida: una injusta ley electoral que tanto los unos como los otros evitan a toda costa modificar y que beneficia el estatu quo vigente, el estado actual de cosas, la partidocracia que padecemos, el inmovilismo rancio de derecha e izquierda y la continuidad de la nadería política e ideológica. Una injusta ley electoral que convierte a los partidos nacionalistas en fundamentales, jueces y parte, veladores del futuro del país y de las políticas más fundamentales que se apliquen, inclusive la aprobación de unos presupuestos que utilizan para seguir sacando tajada política y romper la menguante solidaridad ciudadana. Éste es el drama al que nos enfrentamos: los grandes partidos tomando alternativamente las decisiones equivocadas para beneficar a una minoría creciente y evitar aplicar, postergando indefinidamente, las reformas necesarias para salvar al menos in extremis el proyecto común recogido en la Constitución Española. Quien pacta con los nacionalistas la ruptura del Estado o de la Caja Única es tan culpable como quien evita modificar la actual ley electoral… tal como clama en el desierto el Consejo de Estado. Y ambos partidos son responsables.

13 Comentarios

  1. Sake
    | Responder

    Son demasiados años en los que PP y Psoe se ven abligados a pactar con los Nacionalistas. Ya es hora de que aparezca una tercera fuerza que permita solucionar problemas para el bien de todos los ciudadanos y olvidarnos de separatismos inútiles. ¿Habeis oido hablar de UPyD?.

  2. Anonymous
    | Responder

    Completamente de acuerdo con esta entrada del blog.

  3. Anonymous
    | Responder

    Quien pacta con los nacionalistas la ruptura del Estado o de la Caja Única es tan culpable como quien evita modificar la actual ley electoral…

    Estoy de acuerdo. Por eso nunca votaré un partido de alguien como Rosa Díez. Ella ha pactado todo y más con el PNV.

  4. cristina
    | Responder

    Me dirijo al tercer anónimo:
    Ya que acusa a Rosa Diez de pactar con el PNV, especifique por favor cuando y cuantas veces pacto. No se puede acusar a una persona sin pruebas. Acusar sin argumentos ni fundamentos es muy fácil y a los que la apoyamos, como yo, no nos da la oportunidad de defenderla.Saludos

  5. Pedro
    | Responder

    Hola,

    Es cierto lo que comentas de la ley electoral, pero también es cierto que los dos partidos mayoritarios actúan irresponsablemente y en claro fomento de una dualidad dañina.
    El partido de la oposición podría, perfectamente, aceptar los presupuestos del estado mediante una aprobación o una abstención por pura responsabilidad y para evitar que se hagan concesiones a los nacionalistas. Eso no afectaría en absoluto las posiciones electorales del partido opositor, pues en otros países se hace y la rotación de gobiernos es mayor que en España.
    Si es irresponsable querer sacar los presupuestos con concesiones excesivas, igual de lamentable es hacerle un boicot total al gobierno para intentar derrocarlo y provocar así que el gobierno caiga en brazos de los nacionalistas. Tan interesados e irresponsables son los unos como los otros.

    Estoy de acuerdo, cambiemos el sistema electoral. Que partidos como UPyD o IU tengan una veintena de diputados y puedan generar mayorías.
    Eso está bien, pero más importante si cabe es generar una cultura de la responsabilidad política tanto en el gobierno como en la oposición. Quizá todo sea parte de lo mismo, ¿no creen?

    Saludos,

  6. Belén
    | Responder

    Estoy de acuerdo con tu artículo. Si bien, hay una cuestión que me gustaría plantear. Es la referente a esta dualidad derecha-izquierda que parece ser una especie de bipartidismo formal. Pero yo creo que no. Que verdaderamente se han apropiado de los pensamientos de otros que vivieron en otro tiempo y en otro contexto.
    De no ser así, y suponiendo que se trate de una mera pantalla, si el riesgo y la oposición fuera externa ¿Por qué mantener a la ciudadanía cegada?
    Reprocho en general que se continúen boicoteando los intereses generales del país, en favor del posicionamiento de un gobierno u otro. Que se nos haga creer que podemos oponernos a la política exterior de los EEUU cuando no se han defendido nuestros intereses en Europa a medio ni a largo plazo.
    Y respecto a la reforma laboral, creo que empresas parasitarias como consultoras, Etts, empresas de formación, y ciertos organismos no consiguen sino encarecer el precio del trabajo. Grava que paga el profesional bien con salario, bien con interrupciones a su trabajo.
    No hay más cera que la que arde, se suele decir. Y si no queda no es porque el trabajador se la haya quedado.

  7. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Estoy básicamente de acuerdo con Pedro y con cosas que los demás decís. Creo que el PP carece de ideas alternativas, haría básicamente lo mismo y sólo le interesa el poder.

  8. Anonymous
    | Responder

    y se va a convertir upyd en un partido nacional?? jejejejeje

  9. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Ya lo es.

  10. carlos enrique
    | Responder

    Upyd tiene en su programa las herramientas necesarias para dar un volantazo a la deriva institucional. Vosotros sois la única fuerza (en el sentido literal, absoluto) política que no frivoliza con la responsabilidad de GOBERNAR, que encarna los ideales políticos de altos vuelos necesarios para ello, que rechaza de plano toda ambigüedad tacticista, que tiene, en fin, un sentido de estado latente y palpable, prudente y aglutinador, de mirada fija y convicciones inamovibles.
    Pero la belleza cruda y solemne de vuestra propuesta no está encontrando, a mi juicio, el grado de adscripción necesario para ser llave de gobierno (no nos engañemos: casi la única posibilidad de que se cambie la LEG). Vale que aún no hay elecciones y que el partido no puede hacer lo mismo que critica en los demás, esto es, su electoralismo de pandereta y zambomba; pero hay que hacer algo.
    Yo, por mi parte, como ciudadano preocupado, simpatizante de upyd, voy a hacer todo lo que esté en mi mano para sacar a la gente de mi entorno de su ceguera política. Tengo, siento, la responsabilidad de transmitir el proceso mental que se dio en mí cuando os vi nacer. Dar a mi gente una visión optimista de la política se está convirtiendo en mi mayor entretenimiento.
    Animo a todos los que creéis en este partido a que hagáis lo mismo.

  11. Belén
    | Responder

    Creo que te equivocas, Sake Nacionalistas son también EA, las formaciones abertzales y su ETA.
    Se diferencian en el tipo de trabajo y actuación.
    Pero el pueblo inocente, ese que trata de superarlos, es el que paga. Por ellos paga el Estado. Por su memoria y patrimonio lloramos todos.
    No es que las fuerzas descritas traten de robar a quien “supuestamente” les robó o no les pagó. Estos no roban ni matan al señor que les contrató para hacer la guerra y les prometió. Continuaron la guerra con su beneplácito. Lo que roban es el patrimonio español, y atentan contra el Estado que conforma la ciudadanía, porque es más fácil robar al que se encuentra debilitado.

  12. Anonymous
    | Responder

    Vale, me gusta, cambiemos la ley electoral en España, y apliquemos la misma en el País Vasco.
    Es decir,aplicamos la ley que subasta diputados por provincia de forma proporcional según población, como ocurre en el parlamento español. Ahora te pones a hacer cuentas y suma los esaños que conseguirían UPyD, PP y PSOE en Euskadi.
    Si lo contamos lo contamos todo, no sólo aquello que nos conviene.
    Hay personas que también leemos.

  13. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Hola, Anónimo: te informo que ya hemos propuesto esa reforma electoral en Euskadi… y votaron todos en contra. Lo digo para que lo sepas. Si quieres más información, te la paso.

Dejar un comentario