MÁS SOBRE EL BLINDAJE.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 3
Blindar las normas forales de los tres territorios históricos vascos consiste en elevar a rango de ley las normas forales de las diputaciones vascas, de modo que las denuncias por “competencia desleal” no puedan ser recurridas por otras comunidades o particulares ante los tribunales ordinarios. Si se consuma finalmente el blindaje, las comunidades autónomas sólo podrán recurrir ante el Tribunal Constitucional y no ante los tribunales ordinarios. Tampoco podrán hacerlo recurrentes habituales de ellas como sindicatos o entidades empresariales. Blindar las normas forales es, por tanto, y puesto que las diputaciones vascas disponen de una capacidad normativa fiscal de la que carecen otras comunidades – y ésta es la clave – profundamente injusta. Para situarnos: esta pretensión, debatida en el Parlamento Vasco en el mes de Junio y aprobada por mayoría abrumadora (74 contra 1), la defienden, a saber: todos los partidos políticos nacionalistas vascos, el PP vasco, el Partido Socialista de Euskadi, el navarro UPN, Nafarroa Bai y los restantes partidos nacionalistas y regionalistas periféricos. El Partido Socialista Obrero Español se lo está pensando. Sin embargo, todo parece indicar que votará finalmente sí en el Congreso a tamaño despropósito, al objeto de sacar adelante los presupuestos, vía siete votos del PNV. Los que desechan la idea son el Partido Popular a nivel nacional (de momento y en diferentes grados, según autonomía) y el Partido Socialista Cántabro. Además de todos ellos, UNIÓN PROGRESO y DEMOCRACIA, en cualquier lugar que se presente. Lo que UPyD defendió en el debate parlamentario y lo que se propone, no es blindar la foralidad, sino blindar y defender la democracia y la igualdad, es decir, justo lo contrario. Lo evidente es que nos encontramos ante una proposición claramente foralista y nacionalista que trata de perpetuar una singularidad anacrónica y antidemocrática que evidencia además una estructura arcaica: es irracional que una pequeña Comunidad Autónoma como la vasca tenga tres haciendas forales al margen del control del Parlamento Vasco. Y respecto a su uso, es decir, respecto al uso que Euskadi dé a su capacidad normativa en materia tributaria, depende. Se podrá hacer un buen o un mal uso de ella. Esta misma semana ELA ha denunciado su utilización a favor de los ricos. Es decir, dependerá de las normas tributarias que las Juntas Provinciales aprueben. Pero lo que es seguro es que se trata es de una proposición foralista y nacionalista que debería contar con el apoyo de aquellos partidos que así se consideren, es decir, aquellos que únicamente actúan en el marco de Euskadi y que aspiran a lograr ventajas políticas y privilegios económicos. Lo extraño es que dos supuestos partidos de ámbito nacional, como el PP vasco y el PSE, hayan apoyado una propuesta que trata de perpetuar, dentro de un mismo Estado, los privilegios de unos ciudadanos frente a los restantes (al entregarles distintas herramientas tributarias). Esto es lo realmente asombroso. Porque, ¿cómo puede entenderse que sean formaciones políticas de ámbito nacional las que terminan apoyando desigualdades dentro del territorio nacional? ¿Cómo entender que un partido político que procede una tradición política preocupada por la igualdad de los ciudadanos terminen abrazando esta pretensión injusta? ¿Cómo entender que mismos partidos defiendan una cosa o la contraria en función de si les interesa o no? ¿Cómo explicar que ahora el PSOE esté dispuesto a cambiar de opinión? ¿Por qué? ¿Qué ha cambiado? Comprendo perfectamente la dificultad ideológica en la que sitúa a determinadas formaciones políticas esta nueva formación política. De esta formación política de ámbito nacional que defiende los mismos principios en el Congreso de los Diputados, en este Parlamento y en el Parlamento Europeo. De esta formación política en cuyo seno habitan ciudadanos que defienden en cualquier parte del país un Estado de Derecho unido en su pluralidad, solidario e igualitario.

3 Comentarios

  1. Sake
    | Responder

    Si es que no hay que ser Sócrates para ver que lo bueno, es lo que favorece la igualdad. El Nacionalismo es egoista y sembrador de discordias. UPyD hace lo que es necesario y mejor para todos los ciudadanos, y lo hace libremente y contracorriente.
    Ánimo Gorka.

  2. Anonymous
    | Responder

    Cabe recordar que la capacidad normativa y recaudatoria no es del Parlamento vasco, sino de cada una de las tres Diputaciones Forales (provinciales), lo cual hace más extravagante la comparación. No se trata de que una región (País Vasco) tenga unas competencias que otras regiones no tienen, es que tres provincias (Álava, Guipúzcoa y Vizcaya) tienen cada una por sí competencias que otras provincias no tienen en una cuestión tan esencial a la igualdad ciudadana como los impuestos.

  3. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Por supuesto, Anónimo, así es. Un saludo a todos.

Dejar un comentario