VIVIENDA PÚBLICA EN ALQUILER.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 8
Como la prensa no lo recoge, se lo cuento a ustedes directamente: UPyD ha presentado en el Parlamento Vasco una Proposición No de Ley con la que pretende instar al Gobierno Vasco a que modifique radicalmente la actual política de vivienda, de modo que todas las promociones de vivienda pública que inicie a partir de este momento sean en régimen de alquiler social, pensadas para los más jóvenes y dedicadas a los ciudadanos con menos recursos. El objetivo es acabar con las situaciones injustas por todos conocidas. Entendemos que el plan propuesto desde la actual Consejería de Vivienda de abrir las VPO a rentas superiores a 33.000 € anuales es regresivo y únicamente puede entenderse desde un punto de vista mercantilista. Compartimos la denuncia expresada desde el Consejo de la Juventud de Euskadi: da la sensación con esta idea de que “como los pobres se han empobrecido demasiado, vamos a dar la opción de comprar las viviendas que se han construido con el dinero de todos a los ricos”. Y compartimos igualmente las palabras del Ararteko sobre la materia: “el derecho que consagra la Constitución no equivale a un derecho a la propiedad, sino a procurar un techo a quien lo necesita”. Únicamente la vivienda pública de alquiler, revisable en plazos predeterminados y por baremos puede garantizar que su destino sean las personas que realmente lo necesitan.

8 Comentarios

  1. fernando_mh
    | Responder

    Totalmente de acuerdo con vuestra propuesta, Gorka, con una única pregunta para tí: ¿de dónde habría que detraer los cientos de millones de euros que costaría esta propuesta? ¿Disminuyendo alguna otra partida presupuestaria o aumentando la carga fiscal?

    Un número rápido: si de las 7.000 VPO que se han iniciado de media en Euskadi, el 100% fueran en alquiler (no el 20 ó el 30% de los últimos años), habría que financiar entre 4.000 y 5.000 viviendas al año. La inmovilización permanente del coste de producción vendría a ser, grosso modo, de entre 400 y 500 Millones de Euros al año.

    Tu idea me parece fantástica, pero insisto: ¿De dónde sacamos esos 500 M€ extras?

  2. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Fernando mh: hay mucho gasto supérfluo que podría ser perfectamente eliminado, como el dinero que va a empresas públicas y semipúblicas sin función reconocido, inclusive puestos duplicados y triplicados creados de la nada y para nada. Un tema clave es determinar cuál es la vivienda realmente demandada, para ajustarla. Ésta es una propuesta de máximos, que será además apoyada muy probablemente por Ezker Batua y Aralar. La concretaremos cuando la presentemos. Cualquier cosa menos regalar vivienda a quien puede perfectamente pagarla. Todo menos el principio contrario al de Robin Hood: robar a los pobres para dar a los ricos.

  3. JC
    | Responder

    Ganando unos 30.000, equivalente más o menos unos 2.000 al mes, con lo que pueden solicitar una hipoteca de unos 192.000 a 35 años, con lo que se puede comprar una casa de 240.000.

    Es una vergüenza que se den VPO para gente que puede comprarse una vivienda libre por 40 millones.¡Y encima quieren subir el tope!¿Será para que a la parlamentaria esa del peneuve de los 10 millones anuales no se lo quiten? Lo primero que hay que hacer es bajarlo.

    No sé a como está ahora el tope mínimo, pero hasta hace unos años no podía optar a una VPO porque apenas ganaba 120.000 ptas. Y luego veías que a gente sin oficio reconocido (lo tenían, pero ilegal) les daban sin sorteo los VPO, completamente amueblados y además una paga…

    Sobre el coste de construir los VPO, podrían salir completamente gratis (otra cosa es que esto interese o no) y el mantenimiento se haría con los ingresos del alquiler.

    Un saludo

  4. fernando_mh
    | Responder

    ¿500 millones de gasto superfluo al año? Joder, Gorka, quizás estés exagerando un pelín, que son ochentaytantos mil millones delos de antes. ¿Podrías concretar un poquito más? Porque esos quinientos millonacos tienen que abultar bastante, como para pasar desapercibidos.

    También estaría bien que concretaras cuáles son esas “empresas públicas y semipúblicas sin función reconocida” de las que hablas. Seguro que si has descubierto algo así te apoyarían varios partidos de la oposición, incluso del gobierno. ¿Te refieres a alguna empresa en concreto, o es el típico “bluff” demagógico?

  5. gorka maneiro labayen
    | Responder

    Fernando mh: no, yo no he dicho que exista todo ese dinero de gasto supérfluo relacionado con las más que sabidas empresas públicas y semipúblicas sin función útil para la sociedad vasca. He dicho que podríamos empezar por ahí. De hecho, el propio lehendakari me dio la razón en un pleno de control sobre la necesidad de reducir ese inmenso entramado.

    En lo que se refiere a la VPO, coincido con lo que ahora dice Ezker Batua, Aralar, el Ararteko, el Consejo de Juventud de Euskadi… y la gente que camina buscando piso por las calles. ¿Si hay que lograr más ingresos? Evidentemente. ¿Que deben pagar más los que más tienen? Pues también. ¿Qué otras partidas reduciríamos? No me quiero alargar, pero hay mucho trabajo por hacer en este campo, lo iremos viendo y señalando en detalle. Salvo educación y sanidad, hay donde meter la tijera. Ah, y has olvidado otra cosa que planteamos: el redimensionamiento de la administración, con la reducción de la burocracia y poderes superpuestos, sería creo que bueno para el bienestar de los ciudadanos vascos. Queda mucho por hacer. Vayamos poco a poco.

  6. BENITO CERENO
    | Responder

    Pues el tema de la vivienda es complicado. No sé si estoy de acuerdo con la propuesta de Gorka porque hace falta un planteamiento global. En cualquier caso hay que promover el mercado de alquiler. En eso sí que estoy de acuerdo.

    Dinero para sacar hay mucho sin necesdiad de subir los impuestos. Hay que racionalizar el gasto en las políticas territoriales y en las subvenciones, y hay que hacer que la administración ahorre buscando la efectividad en el gasto

  7. ENEBÉ
    | Responder

    Amigo Gorka
    Las VPO, sean de promoción pública o privada, no se construyen con el dinero “de todos”: las paga el comprador hasta el último céntimo, solo que a un precio razonable, que no arroja beneficios exorbitantes para promotores y propietarios de suelo, solo beneficios razonables.

    En cambio la vivienda pública en alquiler sí que la pagamos entre todos; y con alquileres sociales, esa inversión se recupera sólo dentro de décadas.

    Por otra parte, la Constitución no asegura “un techo” sino una vivienda digna y adecuada a todos los españoles. No se trata de una ayuda a los desfavorecidos sino de un derecho universal que ostenta todo ciudadano.

    Otra cosa es el derecho al pataleo del pequeño propietario de una vivienda, que se lamenta de haber invertido mal los cuartos cuando la vivienda “no iba a bajar” y ve las VPO como un agravio comparativo.
    O el interés del gran propietario de un stock invendible de viviendas vacías (al precio abusivo que pretende), para quien un VPO en venta es el acabóse de su negocio.

    Pero esos no son argumentos atendibles. Lo mejor es que haya VPO, y que sea en propiedad para el que pueda pagarla, y en alquiler para el que no pueda.

  8. gorka maneiro labayen
    | Responder

    El planteamiento global lo haremos público en breve. En principio, hemos iniciado un debate al que ahora se suma una mayoría de ciudadanos que perciben decenas de situaciones injustas. Hasta Madrazo defiende ahora este planteamiento. Obviamente, hilaremos fino, pero cuando llegue el momento. Un abrazo y gracias por vuestras reflexiones.

Dejar un comentario