LISTAS ABIERTAS.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 4
Son las listas abiertas una de las reivindicaciones de UPyD. Es decir, que en los distintos procesos electorales puedan los electores señalar a aquellos candidatos que prefieran, independientemente del orden señalado por las cúpulas de los partidos. Es una propuesta de mayor calado que el que a primera vista podría señalarse. Se reivindica por esta vía la independencia (aunque sea relativa o limitada) de los distintos candidatos a la jerarquía del partido, fomentando presumiblemente la crítica constructiva y la autonomía de las ideas. Se fomenta que los políticos se acerquen a la ciudadanía y a sus problemas reales, ensanchando los márgenes de la democracia. Se posibilita la irrupción de candidatos sorpresa, intelectuales, librepensadores, personas con discurso propio y novedoso y se obstaculiza la presencia de monigotes, mandados y obedientes encorsetados que laminan el abierto debate de las ideas. Regenera la propia democracia, ensanchándola, haciéndola más participativa y menos sectaria, más apegada a los principios y a las ideas y menos a los eslóganes fáciles o frases hechas. Se favorece la deliberación sincera de propuestas, las cuales cobran verdadero protagonismo, independientemente del partido que las plantea.

4 Comentarios

  1. Anonymous
    | Responder

    Gorka, hoy traes a tu comentario una asunto muy importante y que yo estoy de acuerdo con las listas abiertas propuestas por UPyD.
    Pero de todas formas en la practica lo vea muy complicado que se lleve a la practica (como otras muchas cosas que proponemos) pero eso no quita que lo pongamos sobre la mesa.
    Saludos/Jose Maria

  2. Kobol
    | Responder

    En circunscripción nacional sería imposible establecer listas abiertas. En circunscripción provincial sería fácil en provincias que eligen pocos diputados (2-5) pero muy difícil en el resto de provincias, sobre todo en Madrid o Barcelona donde habría que marcar más de treinta nombres.

    Para rellenar las listas al Senado que sólo son 3, la gente ya se hace lío, imaginaos rellenar 30. Creo que las listas abiertas sólo son útiles en circunscripciones pequeñas.

    Saludos

  3. Javier SS
    | Responder

    Las listas del Senado son curiosas… La gente de la edad de mis padres, por ejemplo, que llevan ya 30 años votando en democracia, pues no sabían en las elecciones de marzo que se podía votar a candidatos de diferentes partidos en las papeletas del Senado!
    Vamos, que creían que votar a un candidato de UPyD, otro del PP y otro del PSE-EE era votar nulo.

  4. FÍGARO
    | Responder

    Las listas abiertas es lo más fácil del mundo: Se elige entre todos los candidatos de todos los partidos libremente.

    En los sitios en los que tienen muchos congresistas tampoco es tan complicado: Se puede elegir una lista de un Partido por el orden propuesto por ese Partido como ahora, o ir bailando de puesto a los candidatos de la misma lista, o elegir mezclados candidatos de distintos Partidos.

    La gente puede llevar la lista hecha de casa. No tiene por qué empezar a mirar a todos los candidatos y a pensar cuales va a elegir en la cabina del Colegio Electoral.

    La situación actual es sencillamente indecente; Hay unas elites formadas en los distintos Partidos, y ni en ellos existe la menor democracia interna, ni luego los votantes tenemos mucho más derecho que el pataleo, y votar a la formación contraria como “castigo”.

    El problema es que si un Partido es malo, el otro es peor. ¿Qué hacemos?

Dejar un comentario