MÁS FIRMAS POR EL SENTIDO COMÚN.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 0
Hoy día nueve de agosto, sábado, en San Sebastián, UNIÓN, PROGRESO y DEMOCRACIA ha continuado su periplo de recogida de firmas en apoyo al Manifiesto por la lengua común, después de haber estado presentes en Bilbao, Las Arenas y la localidad fronteriza de Irún, por lo que se refiere a localidades vascas, con gran éxito en todos los lugares. La iniciativa del día de hoy ha dado comienzo a las 12 del mediodía, en el Paseo de la Concha, junto al Hotel Londres, con grata presencia de periodistas gráficos y de prensa escrita, a quienes agradecemos enormemente el tiempo dedicado. En ella han estado presentes afiliados del partido, entre los cuales se encontraban miembros del recién creado Comité Electoral del Bidasoa y otros simpatizantes habituales. En una jornada veraniega de inicio de la Semana Grande, frente a una playa llena de bañistas y un animoso paseo abarrotado de donostiarras y turistas de todos los lugares, hemos recogido cerca de 300 firmas que se añaden a las miles de firmas recogidas durante las últimas semanas, a través de distintos medios y en distintas localidades de la geografía española. Decenas de ciudadanos se han acercado entusiasmados a dar su apoyo a una iniciativa que no tiene como objetivo defender el castellano ni mucho menos marginar el euskera, sino defender la libertad lingüística de cada cual, de modo que sean los ciudadanos los que tengan libertad plena para desenvolverse en cualquiera de las dos lenguas oficiales en Euskadi, ahora que se anuncia desde el Gobierno Vasco una nueva vuelta de tuerca a sus ya insoportables planteamientos que termine de estrangular nuestras ya de por sí menguadas libertades públicas. El Manifiesto, ideado, redactado y difundido por los principales ideólogos de UPyD, exige que se puedan cursar los estudios en castellano y que nadie se vea discriminado ni en su vida laboral ni en sus intentos de acceder a ella por razones de lengua, además de otras cuestiones de sentido común. Recogidos los bártulos y prometiendo volver, a eso de las dos de la tarde, nos hemos tomado el obligado vino antes del almuerzo, cuando ya el sol daba buena cuenta y el calor invitaba a bajar a la arena y zambullirnos en el mar.

Dejar un comentario