PRINCIPIOS O PROPAGANDA.

Publicado en: Blog, Política, Uncategorized | 1
“UPyD se alinea con las posiciones más duras del Partido Popular”. Éste es todo el análisis político al que llegó el día de ayer el infomativo del mediodía de Cuatro, al comprobar nuestra más que argumentada y coherente decisión de voto. Ése es todo el análisis realizado por el medio afín al Gobierno, del que depende, toda su aportación al librepensamiento del que tanto presume. No hay más explicación ni argumentario, ni tiempo otorgado para poder defendernos de la simplificación que fomenta la mentira. Después del boicot, la manipulación, al objeto de lograr un país sin ciudadanos. Pertenecemos al ala dura del Partido Popular y ahí se acaba todo su análisis. Y todo porque coincidimos con los populares en el rechazo a que el país lo siga gobernando un presidente en el que no creemos, sin más guía que el oportunismo y la ocurrencia. Tres segundos de presencia y la contestación absurda del presidente, de andar por casa. Y a otra cosa, mariposa. Ni escuchar el magnífico discurso de Rosa, alabado por los pocos medios independientes (del Gobierno) al que todavía tenemos acceso, y definido como claro, conciso, argumentado y desacomplejado por la mayoría de tertulianos. Nada, no hay manera. Les interesa este insoportable bipartidismo que soportamos, este maniqueísmo de niño de primaria. ¿Análisis político? ¿Qué análisis? Brochazos de frases hechas y verdades absolutas. Qué decepción más profunda para los que creímos, hoy descreídos ya como los más viejecillos del lugar, en los medios informativos supuestamente progresistas del país. Ni rastro de crítica a la reforma de la ley electoral propuesta, ni a la igualdad ciudadana a la que aspiramos, ni al fortalecimiento del Estado, ni a la defensa de la Educación para la Ciudadanía, ni al laiscismo perfectamente definido en la tribuna, ni a los acuerdos de Estado tras los que ahora dicen va detrás Zapatero, tras supuesta conversión evangélica, ni a la independencia de la Justicia, ni a la devolución al Estado de la competencia de Educación ni a tantas otras cosas planteadas. Nada de nada. Al parecer, nuestro voto debía ser favorable a la repetición de la peor legislatura de la democracia o abstenernos, a la espera de favores futuros y palmaditas en la espalda. Se supone que debíamos tirar a la papelera nuestro programa político. Así entienden la política. Una política de patio de colegio. Una política que no es la política para la que hemos nacido nosotros, sino propaganda.

Un comentario

  1. Triana
    | Responder

    Como estaba trabajando no pude ver la intervención de Rosa Díez en la investidura de Rodríguez, ni la réplica de éste ni la contestación de Rosa, pero he leído su discurso, lleno de sentido común, poniendo el dedo en la llaga en cuestiones claves para nuestro país que hasta ahora nadie se había atrevido a abordar. De las contestaciones de Rodríguez, que como digo no pude ver, de las que he podido leer o escuchar por la radio a retazos hay una que me ha llamado especialmente la atención, la que se refiere a la justicia. Si no he entendido mal, ha alabado la independencia de los jueces y su buen hacer o algo así; francamente me he quedado perpleja, por un momento he pensado si no estaría oyendo ese programa que se llama “Nuevos cómicos” y lo de la independencia de los jueces era una frase con doble sentido y se estaba refiriendo no a su independencia del gobierno, sino a su independencia de la propia justicia, y lo del buen hacer, pues, como explicar, directamente cachondeo, porque en un país donde hace nada hemos visto que un pederasta anda suelto por la calle cuando tenía que estar en la cárcel cumpliendo condena y a un preso absuelto tardan alrededor de un año en ponerle en libertad, no me diréis que la frase de no tiene retranca. Luego he visto que no, no se trataba del programa “Nuevos cómicos”, sino que el que hablaba era Rodríguez, nuestro presidente de gobierno, y me he deprimido porque negando la mayor no se resuelve ningún problema.
    En cuanto al veredicto del discurso de Rosa Díez que cuentas hizo la Cuatro, no me extraña nada, creo que no les da para más, estoy segura que tenían su crónica antes de oír el discurso, no han hecho ningún análisis y encima, como bien dices, presumen de librepensadores, pero como dice el refrán: dime de lo que presumes, y yo te diré de lo que careces.
    Sin embargo, soy optimista, Rodríguez y sus medios afines cada día que pasa van perdiendo adeptos y con Rosa Díez en el Congreso el proceso se va a acelerar, uno con sus repuestas y los otros con sus veredictos ramplones se ponen en evidencia y, aunque ellos lo crean, los ciudadanos no son tontos.

Dejar un comentario